21 de diciembre de 2019 7:53 am | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 21 de diciembre de 2019 7:54 am

El Papa acepta renuncia del Cardenal Angelo Sodano como Decano y publica Motu Proprio

Redacción ACI Prensa

El Papa Francisco se reúne con la Curia Romana. Foto: Vatican Pool / Daniel Ibáñez / ACI Prensa
El Papa Francisco se reúne con la Curia Romana. Foto: Vatican Pool / Daniel Ibáñez / ACI Prensa

El Papa Francisco aceptó la renuncia del cardenal Angelo Sodano como Decano del Colegio Cardenalicio a quien le otorgó el título de Decano emérito del mismo Colegio Cardenalicio, según informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede este 21 de diciembre.

Previamente, el Pontífice se había reunido con los cardenales y superiores de la Curia Romana para el tradicional encuentro de felicitaciones navideñas.

Tras el habitual saludo del Decano de los cardenales, el Pontífice agradeció al Cardenal Angelo Sodano las palabras que le acababa de dirigir y afirmó que “sobre todo deseo expresarle mi gratitud, también en nombre de los miembros del Colegio Cardenalicio, por el valioso y oportuno servicio que ha realizado como Decano, durante tantos años, con disponibilidad, dedicación, eficiencia y gran capacidad organizativa y de coordinación. Gracias de corazón, Eminencia”.

En ese momento, el Papa improvisó y anunció que “ahora toca a los Cardenales y Obispos elegir un nuevo Decano” y añadió: “espero que elijan a alguno que se ocupe a tiempo completo de este cargo tan importante. Gracias”.

Poco después, la Oficina de Prensa de la Santa Sede publicó el anuncio oficial junto a una Carta apostólica en forma de “Motu Proprio” sobre el cargo del Decano del Colegio Cardenalicio en la cual se anuncia que tal cargo será desempeñado por un período de cinco años, periodo “renovable eventualmente”.

“Me ha parecido oportuno que de ahora en adelante el Cardenal Decano, que seguirá siendo elegido entre los miembros de la Orden de los Obispos en la forma establecida por el can. 352 § 2 del Código de Derecho Canónico, permanezca en su cargo por un lustro, renovable eventualmente, y al final de su servicio pueda asumir el título de Decano emérito del Colegio Cardenalicio”, escribió el Papa.

A continuación, el texto completo de la Carta apostólica en forma de Motu Proprio:

A lo largo de los siglos los Romanos Pontífices han adaptado a las necesidades de su tiempo la composición del Colegio de los Padres Cardenales, que está llamado peculiarmente a proveer a la elección del Supremo Pastor de la Iglesia y a asistirlo en el tratamiento de las cuestiones más importantes en el cuidado diario de la Iglesia universal.

El Santo Padre Pablo VI, de perenne memoria, con el Motu Proprio del 11 de febrero de 1965, amplió la composición del mencionado Colegio de los Padres Purpurados llamando a formar parte del mismo, además de a los Titulares de las Sedes Suburbicarias de Roma, también a los Patriarcas orientales a los que se les hubiera concedido la dignidad de cardenales (cf. Ad Purpuratorum Patrum Collegium, AAS, 57 [1965], 295-296).

Con el Rescripto ex Audientia del 26 de junio de 2018, también yo he procedido a ampliar la composición de los miembros de la mencionada Orden de los Obispos, incluyendo en su seno a algunos cardenales titulares de dicasterios romanos y equiparándolos en todo a los cardenales a quienes se les otorga una Iglesia suburbicaria y a los Patriarcas Orientales adscritos a la misma Orden.

A este respecto, las normas de la Iglesia, con prescripciones claras y precisas, desde hace tiempo han provisto sabiamente también al puesto individual que, dentro del Colegio Cardenalicio, corresponde al Cardenal Decano y, en su lugar, al Subdecano, llamados a ejercer entre los hermanos Purpurados una presidencia fraterna y fecunda de primacía inter pares (cf. c. 352 § 1). Estas normas prescriben también el modo de su elección por parte de los Hermanos miembros de la Orden Episcopal (cf. c. 350 § 1 y 352 § 2-3).

Ahora, sin embargo, habiendo aceptado la renuncia al cargo de Decano del Colegio Cardenalicio del Eminentísimo Cardenal Angelo Sodano, a quien agradezco vivamente el alto servicio que ha prestado al Colegio de los Purpurados durante los casi quince años de su mandato, y teniendo en cuenta también el hecho de que, con el aumento del número de cardenales, gravan cada vez más compromisos en la persona del Cardenal Decano, me ha parecido oportuno que de ahora en adelante el Cardenal Decano, que seguirá siendo elegido entre los miembros de la Orden de los Obispos en la forma establecida por el can. 352 § 2 del Código de Derecho Canónico, permanezca en su cargo por un lustro, renovable eventualmente, y al final de su servicio pueda asumir el título de Decano emérito del Colegio Cardenalicio.

A todos los miembros del Colegio Cardenalicio de la Santa Iglesia Romana deseo expresar, por último, mi profunda gratitud por su generoso servicio a la Iglesia y a mi ministerio como Sucesor de Pedro, con mi Bendición Apostólica.

Breves datos biográficos del Cardenal Sodano

Angelo Sodano nació el 23 de noviembre de 1927 en Isola d'Asti, diócesis de Asti, en el norte de Italia.

Estudió en el seminario de Asti y fue ordenado sacerdote el 23 de septiembre de 1950; realizó un doctorado en Teología en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma; hizo otro doctorado en Derecho Canónico en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma y estudió en la Pontificia Academia Eclesiástica.

Entre los diferentes cargos que ha desempeñado, fue Nuncio apostólico en Chile en 1977; Bibliotecario y Archivero de la Santa Iglesia Romana en 1978; secretario de la sección para las relaciones con los Estados, en la Secretaría de Estado en 1989; creado Cardenal por San Juan Pablo II en 1991 y desde 1991 al año 2006 fue Secretario de Estado Vaticano.

El 30 de abril de 2005 comenzó a ser Decano del Colegio de Cardenales, y como tal, Obispo de la suburbicariana sede de Ostia, propia del Decano.

Etiquetas: Papa Francisco, Motu Proprio, Colegio Cardenalicio

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios