28 de junio de 2021 - 10:49 AM

El Papa a los ortodoxos: “¿No ha llegado la hora de dar un nuevo empuje a nuestro camino?”

POR MIGUEL PÉREZ PICHEL | ACI Prensa

El Papa Francisco durante la audiencia. Foto: Vatican Media
El Papa Francisco durante la audiencia. Foto: Vatican Media

Con motivo de la Solemnidad de San Pedro y San Pablo, que se conmemora este martes 29 de junio, se encuentra de visita en Roma una delegación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla encabezada por el Metropolita de Calcedonia, Emmanuel.

El Papa Francisco ha recibido a los miembros de la delegación en el Vaticano este lunes 28 de junio y afirmó en su discurso que su presencia en el Vaticano “es un signo de la comunión real, aunque todavía no sea plena, que ya nos une” a católicos y ortodoxos.

El Santo Padre también reflexionó sobre las consecuencias que la crisis causada por la pandemia de coronavirus ha tenido para el mundo y, de forma particular, para las relaciones entre cristianos.

En ese sentido, el Papa subrayó que “tomarse en serio la crisis que estamos atravesando significa, para nosotros cristianos en camino hacia la plena comunión, preguntarnos de qué modo queremos actuar”.

Invitó, por lo tanto, a emprender un camino de discernimiento y preguntarse: “¿No ha llegado tal vez la hora de, con ayuda del Espíritu, dar un nuevo empuje a nuestro camino para acabar con viejos prejuicios y superar definitivamente rivalidades dañinas?”.

“Sin ignorar las diferencias que se superarán por medio del diálogo, en la caridad y en la verdad, ¿no podríamos inaugurar una nueva fase de las relaciones entre nuestras Iglesias, caracterizada principalmente por el caminar juntos, por el dar pasos reales hacia adelante, por el sentirnos verdaderamente corresponsables los unos de los otros?”.

El Santo Padre aseguró que “si somos dóciles al amor, al Espíritu Santo, que es el amor creativo de Dios y pone armonía en la diversidad, se abrirán caminos para una fraternidad renovada”.

“Toda crisis”, explicó el Papa, “nos pone en una encrucijada y nos abre dos caminos: el camino de replegarse sobre uno mismo, en la búsqueda de las propias seguridades y oportunidades, y la de la apertura al otro, con los riesgos que implica, pero, sobre todo, con los frutos de gracia que Dios garantiza”.

El Papa hizo hincapié en que “el testimonio de creciente comunión entre nosotros, cristianos, será también un signo de esperanza para muchos hombres y mujeres que se sentirán respaldados a promover una fraternidad más universal y una reconciliación en grado de remediar los males del pasado”.

La presencia en Roma de la delegación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla se enmarca en el tradicional intercambio de delegaciones entre ambas sedes con motivo de la celebración de sus respectivos patronos.

Así, el 29 de junio visita Roma la delegación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla con motivo de la conmemoración de los patronos de Roma, San Pedro y San Pablo. Por su parte, la Santa Sede envía a Estambul su delegación para la celebración de San Andrés, patrono de Constantinopla.

Mañana martes 29 de junio, el Santo Padre celebrará en la Basílica de San Pedro del Vaticano a las 9:30 a.m., hora de Roma, la Misa por la Solemnidad de San Pedro y San Pablo. A la celebración eucarística asistirán los integrantes de la delegación del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla.

Etiquetas: Vaticano, Ecumenismo, Papa Francisco, Solemnidad de San Pedro y San Pablo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios