9 de setiembre de 2019 - 6:01 PM

El Cardenal Etchegaray fue el “hombre de la fraternidad universal”, afirman en exequias

Redacción ACI Prensa

Esta mañana se celebraron en la Catedral de Bayonne las exequias solemnes del Cardenal Roger Etchegaray, Purpurado francés fallecido el 4 de septiembre a la edad de 96 años.

El rito fúnebre fue presidido por el Cardenal Dominique Mamberti, prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica. Entre los concelebrantes estuvieron el Cardenal Peter Turkson, prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral; el Cardenal Jean Pierre Ricard, Arzobispo de Bordeaux; y el Cardenal Philippe Barbarin, Arzobispo de Lyon.

El Cardenal Mamberti dijo que la vida del Cardenal Etchegaray ha tenido a Cristo como llave. “Una vida orientada hacia el día del encuentro con su Señor, un día al que tanto había aspirado”.

“Fue su relación íntima con Cristo la que lo guió a través de sus varios ministerios y lo fascinó” hasta cuando no verse verdaderamente siervo de todos, “como aquel al que había dedicado su vida”, afirmó el Cardenal Mamberti.

Como presidente del Pontificio Consejo para la Justicia y la Paz, el Cardenal Etchegaray buscó “la justicia para los pobres y los débiles: era este el compromiso diario del cardenal con Juan Pablo II, y en todas las numerosas misiones que le han hecho descubrir tanto sufrimiento humano y espiritual”, afirmó.

En estos viajes, señaló, buscó “establecer la paz y la reconciliación entre las personas y los pueblos. Era verdaderamente el hombre de la fraternidad universal”.

Su vida

El Cardenal Roger Etchegaray nació el 25 de septiembre de 1922 en Espelette, en la Diócesis de Bayonne (Francia).

Estudió en el Seminario de Ustaritz, en Bayonne; en el Seminario Mayor, también en Bayonne; y en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, donde obtuvo la licenciatura en Teología y el doctorado en Derecho Canónico.

Fue ordenado sacerdote en 1947 e incardinado en la Diócesis de Bayonne.

En 1961 comienza a trabajar en la Conferencia Episcopal Francesa, de la cual fue secretario general entre 1966 y 1970.

San Paolo VI lo nombró en 1969 Obispo titular de Gemelle de Numidia y Auxiliar de la Arquidiócesis de París.

El 22 de diciembre de 1970 fue nombrado Arzobispo de Marsella y en 1975 fue elegido presidente del Episcopado.

San Juan Pablo II lo creó cardenal en 1979 y el 8 de abril de 1984 lo nombró presidente del Pontificio Consejo de Justicia y Paz y presidente del Pontificio Consejo Cor Unum. El segundo cargo lo mantuvo hasta 1995 y el primero hasta 1998, cuando renunció por límite de edad.

Asimismo, en octubre de 1992 asistió a la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, en Santo Domingo (República Dominicana).

En 1994 fue elegido presidente del Comité Central del Gran Jubileo del Año 2000.

En 1998 fue nombrado Obispo Cardenal de la Iglesia suburbicaria de Porto-Santa Rufina.

El Cardenal Etchegaray fue con frecuencia “embajador” de San Juan Pablo II en delicadas misiones diplomáticas, como cuando fue enviado para una misión especial de paz a Jerusalén entre en mayo de 2002 o en 2003 para tratar de evitar la Segunda Guerra del Golfo. Además fue el artífice de la visita del Papa polaco a Cuba en 1998.

El 30 de abril de 2005 Benedicto XVI aprobó su elección como vicedecano del Colegio Cardenalicio. El Papa Francisco aceptó su pedido de dispensa en junio de 2017.

Etiquetas: exequias, Cardenal Roger Etchegaray, Funeral

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios