17 de julio de 2013 4:26 am

EEUU: Obispo retira título de “católico” a hospital ante riesgo de prácticas anti-vida

Redacción ACI Prensa

Hospital Saint Vincent
Hospital Saint Vincent

Ante el cambio de administración en el Hospital Saint Vincent, en Pennsylvania (Estados Unidos), con el que no podrá asegurar ninguna garantía de que no se “promueva o condone prácticas anticonceptivas o esterilizaciones directas”, el Obispo de Erie, Mons. Lawrence Persico decidió que este centro médico no será más considerada como “una institución católica”.

El hospital Saint Vincent, hasta ahora administrado por las Hermanas de San José del Noroeste de Pennsylvania, pasará al poder de la empresa Highmark Inc. Sin embargo, las religiosas continuarán realizando su trabajo pastoral en el centro médico.

En un comunicado publicado en el sitio web de la diócesis, Mons. Persico señaló que “con este cambio de propiedad, no hay más ninguna garantía de que todos los aspectos de las Directivas Éticas y Religiosas para los Servicios del Cuidado de la Salud Católicos, publicado por la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, serán seguidas como lo han sido en el pasado”.

“Las directivas estipulan que las instituciones y hospitales católicos no pueden promover o consentir prácticas anticonceptivas o la esterilización directa de hombres o mujeres”, indicó el Prelado.

“No tenemos una garantía de que estos procedimientos no serán consentidos o realizados”.

Mons. Persico señaló que “por consiguiente, las Hermanas de San José y sus superiores entienden y saben que no puedo llamar más una institución católica al Sistema de Salud Saint Vincent”.

“Como el obispo de la diócesis, tengo la responsabilidad, como pastor, maestro y sacerdote, de informar a los fieles de esta decisión”.

El Obispo también agradeció a las Hermanas de San José del Noroeste de Pennsylvania por “el largo y reconocido ministerio de servicio que han ofrecido al noroeste de Pennsylvania desde 1875”.

“Su trabajo ha sido heroico –proveyendo cuidado de la salud a los pobres, los enfermos y los moribundos– y siempre estaremos agradecidos por su cuidado a semejanza de Cristo”, indicó.

Mons. Lawrence Persico subrayó que “esto no significa que los católicos no puedan hacer uso de los servicios del Sistema de Salud Saint Vincent; pero con este cambio de propiedad, ya no puede ser considerado un hospital católico, de acuerdo a las Directivas Éticas y Religiosas para los Servicios del Cuidado de la Salud Católicos”.

En declaraciones para ACI Prensa, el Presidente de la Federación Internacional de Asociaciones Médicas Católicas (FIAMC), José María Simón Castellví, comentó que la del Obispo estadounidense es “una decisión valiente”.

Consultado sobre si existiría un parecido entre el hospital estadounidense y el Hospital San Pablo, en Barcelona (España), donde se realizarían abortos a pesar de la presencia del Arzobispado Barcelona en el patronato que dirige el centro médico, el también miembro del Pontificio Consejo para los Agentes Sanitarios (Pastoral de la Salud) precisó que el caso del hospital español es “distinto”, ya que no es propiamente “un hospital católico”.

“El cabildo de la catedral tiene la tercera parte”, explicó, aunque señaló que “sí que es cierto que hay unos compromisos firmados de respetar la manera de hacer de la Iglesia” en el hospital San Pablo.

El Arzobispo de Barcelona, Cardenal Lluís Martínez Sistach ha asegurado repetidamente que en el Hospital San Pablo no se realizan abortos, lo que llevó a que el Dr. Simón Castellví señalara en enero de este año que "probablemente tengan engañado al señor Cardenal de Barcelona”.

"Al Cardenal le dicen que los del (hospital) San Pablo son abortos terapéuticos, que la buena medicina hoy afirma que nunca existen, ni en el África Subsahariana, o que son abortos indirectos, es decir, que no se desean pero acontecen", indicó en esa ocasión.

Por su parte, el P. Custodio Ballester, párroco de la Inmaculada Concepción de Hospitalet de Llobregat en Barcelona, y uno de los primeros en denunciar las prácticas anti-vida en el Hospital San Pablo y otros centros médicos de Barcelona con presencia de la Iglesia, señaló a ACI Prensa que “los testimonios sobre los abortos y la experimentación con embriones se suceden en el hospital”.

Si la Iglesia “forma parte de su patronato, no puede haber en él abortos. Si hay abortos en este hospital, la Iglesia no puede formar parte de sus más altos órganos directivos”, señaló.

Etiquetas: Estados Unidos, Hospitales de Barcelona, Salud, Defensa de la vida

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios