21 de agosto de 2020 - 12:23 PM

EEUU: Lo que los católicos deben saber sobre el candidato demócrata Joe Biden

Redacción ACI Prensa

Joe Biden. Crédito: Wikipedia (CC BY-SA 2.0)
Joe Biden. Crédito: Wikipedia (CC BY-SA 2.0)

Joe Biden ha sido nominado oficialmente como candidato del Partido Demócrata para las elecciones presidenciales de noviembre de 2020. En esta nota te explicamos las políticas que alentaría de convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos.

En cuanto a la libertad religiosa, el borrador de la plataforma de la Convención Demócrata, realizada del 17 al 20 de agosto, afirma que es “un derecho humano fundamental” que, sin embargo, no puede usarse “como fachada para la discriminación”.

Los demócratas en el Congreso han promovido el proyecto de ley “Do No Harm Act” (No hacer daño) como un medio para suprimir expresiones de libertad religiosa que consideran discriminatorias.

Esta norma limitaría la aplicación de protecciones vigentes de este derecho –como la ley de restauración de libertad religiosa– en casos como la objeción de conciencia ante el mandato abortista, la negativa de personal de salud a participar en abortos, y las agencias de adopción que solo admiten parejas conformadas por un hombre y una mujer.

El borrador 2020 de la plataforma demócrata también alienta el restablecimiento de políticas como el “mandato transgénero” de la Administración Obama. Asimismo rechaza “la peligrosa y no ética regulación que permite a los médicos, hospitales y aseguradoras que discriminen pacientes en razón de su orientación sexual o identidad de género”, aprobada por la actual Administración Trump.

El lunes 17 de agosto un juez federal ordenó detener la implementación de una norma de la Administración Trump que protegía a los médicos en su derecho a la objeción de conciencia ante las cirugías de cambio de sexo y el aborto.

La plataforma demócrata también pide que el gobierno de Estados Unidos nombre “líderes senior” para promover la agenda LGBTQ (lesbianas, gay, bisexuales, transexuales y queer) en la política exterior.

En ese sentido, la Administración Obama nombró al primer enviado especial para asuntos LGBTQ en el Departamento de Estado, pero no existe una obligación legal de nombrarlo de acuerdo a ley y en la actual Administración no hay nadie en el cargo.

La plataforma demócrata también apoya el mandato abortista del Departamento de Salud (HHS) aprobado por la Administración Obama y con la que muchas organizaciones religiosas sin fines de lucro han batallado legalmente en los últimos años, como las religiosas de las Hermanitas de los Pobres que en julio lograron una clara victoria en la Corte Suprema.

El 9 de agosto Joe Biden agradeció a las monjas que lo inspiraron a ser candidato para la presidencia, pero dijo que eliminaría las excepciones del mandato abortista de Obama, lo que generaría más problemas legales para las Hermanitas de los Pobres.

La plataforma demócrata también rechaza la pena de muerte y propone trabajar para su abolición.

La plataforma se opone también a las becas en escuelas privadas, como parte de las “políticas que alejan los fondos de los contribuyentes de las escuelas públicas”. En algunos estados como Wisconsin, las escuelas católicas han recibido estas becas.

Aunque Biden apoyaba la ley sobre el matrimonio en la década de 1990, en 2012 dijo que estaba “completamente cómodo” con el matrimonio de personas del mismo sexo, lo que hizo que Obama anunciara su apoyo explícito algunos días después.

Como vicepresidente, Biden presidió la boda de dos trabajadores del mismo sexo en la Casa Blanca en 2016.

En cuanto al aborto, la plataforma demócrata se basó en lo establecido en 2016, que ya entonces fue calificada por miembros de la campaña como “extrema”.

El 14 de agosto un grupo de demócratas escribió a los miembros del comité de la plataforma indicando que el apoyo al aborto en el tercer trimestre “lanzará a muchos votantes a los brazos del Partido Republicano”, ya que muchos provida “son votantes de un solo tema”.

La plataforma demócrata declara que “toda mujer” debe poder acceder al “aborto legal y seguro” y que el aborto, como parte del cuidado de la salud, es “vital para el empoderamiento de las mujeres y las jóvenes”.

Tras alentar que se vuelva a financiar con fondos federales a Planned Parenthood, la proveedora de abortos más grande del país, la plataforma rechaza las enmiendas Hyde, Helms y la Política de Ciudad de México, que prohíben el uso del dinero de los impuestos para el aborto en el país y en el exterior.

En marzo de 2020, Biden prometió que, de llegar a la Casa Blanca, enviaría “inmediatamente al Congreso de Estados Unidos” una “codificación de Roe vs Wade realizada por Casey”.

El fallo de Roe vs Wade de la Corte Suprema de Estados Unidos de 1973 legalizó el aborto en el país, excepto cuando el bebé es viable, y la decisión de Casey de 1992 estableció un marco legal actualizado para determinar la constitucionalidad de las regulaciones para el aborto en los estados.

Biden dijo en 1974 que Roe vs Wade “fue demasiado lejos” e incluso en 1981 apoyó una enmienda constitucional para permitir que los estados revirtieran el fallo. Sin embargo, en 1982 votó contra esa enmienda.

La plataforma electoral demócrata de 2020 alienta que el fallo de Roe vs Wade se convierta en una ley federal y que se asegure la cobertura del “derecho constitucional de la mujer a elegir”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: Aborto, Estados Unidos, Libertad religiosa, objeción de conciencia, Pena de muerte, Defensa de la vida, partido demócrata, Joe Biden

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios