21 de mayo de 2020 4:33 pm

EEUU: Departamento de Justicia indicó que es necesario permitir reapertura de iglesias

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Unsplash.
Imagen referencial. Crédito: Unsplash.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos indicó que no puede haber diferencias entre las iglesias y otras actividades públicas similares en los esfuerzos del gobernador de California, Gavin Newsom, para levantar algunas de las restricciones tomadas para combatir el coronavirus.

En una carta dirigida a Newsom el 19 de mayo, el jefe de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia de los Estados Unidos, Eric S. Dreiband, junto con cuatro abogados señalaron que no hay excepciones por la pandemia dentro de “la Constitución de los Estados Unidos y su Declaración de Derechos”.

“La religión y el culto religioso siguen siendo fundamentales para la vida de millones de estadounidenses”, aseguraron en la carta.

Dreiband indicó que las comunidades religiosas han tomado medidas para proteger a los fieles de la propagación del COVID-19, como el uso de medios digitales, de estacionamientos o exteriores al templo, “y de muchas otras formas creativas que cumplen con el distanciamiento social y pautas de saneamiento”.

Las reglas de California permiten que los restaurantes y otras empresas vuelvan a abrir según las pautas de distanciamiento social, informa Associated Press. Sin embargo, las iglesias aún se limitan a los servicios en línea y esfuerzos similares.

Dreiband dijo que esto es actuar con doble moral e indicó que es una “carga injusta” para los grupos religiosos y un “trato desigual” que viola la protección de los derechos civiles.

Aunque la carta no amenaza con acciones legales inmediatas, reconoce el deber de “proteger la salud y la seguridad de los californianos frente a una pandemia sin precedentes en nuestras vidas”, pero dijo que los líderes deben equilibrar los intereses en competencia y evaluar la información cambiante sobre el coronavirus.

“Las leyes que no son neutrales a la religión y aplicables para todos en general no son válidas, a menos que el gobierno pueda demostrar que promueven un interés convincente y se persiguen a través de los medios menos restrictivos posibles”, decía la carta.

Newsom ha señalado que las instituciones religiosas podrían comenzar los servicios en persona en el futuro cercano, con mejoras en las mediciones de pruebas, en el tratamiento de la infección y hospitalización.

“Solo quiero expresar mi profunda admiración a la comunidad de fe y la necesidad y el deseo de saber cuándo los fieles pueden comenzar nuevamente a regresar a los bancos”, dijo Newsom.

Se cree que algunas iglesias en los Estados Unidos y Corea del Sur son el centro de los llamados eventos de “súper propagadores”, cuando se producen numerosas infecciones por el nuevo coronavirus.

La carta de Dreiband a Newsom cita la promesa del Departamento de Justicia de actuar ante cualquier abuso de libertad religiosa, después de que algunos gobiernos estatales y locales intentaron imponer restricciones severas a los servicios de Pascua durante la pandemia de coronavirus.

El fiscal general, William Barr, emitió un comunicado a mediados de abril diciendo que, si bien los gobiernos estatales y locales pueden promulgar restricciones de emergencia pública, estas regulaciones no pueden imponer cargas especiales a la práctica religiosa que no se contemplan a otras actividades similares.

El 13 de mayo, durante la sesión informativa en línea “La Iglesia, el Estado y la Pandemia”, organizada por el Instituto Benedicto XVI de Música Sagrada y Culto Divino, el Arzobispo de San Francisco, Mons. Salvatore Cordileone, habló sobre las restricciones epidémicas en las iglesias.

Mons. Cordileone indicó que los funcionarios públicos no contemplan lo que la Iglesia puede hacer “para mantener a las personas seguras” y señaló que los líderes de la Iglesia necesitan comunicarse con los funcionarios e informarles sobre las medidas que se pueden tomar.

“Cuando piensan en un servicio de adoración piensan en algo así como una megaiglesia, entre mil y dos mil personas que se apiñan en un área llena de gente”, dijo. “No creen que podamos tener distanciamiento social en nuestras iglesias, o que podamos tener servicios al aire libre”.

Mons. Cordileone citó sugerencias del Instituto Thomistic de la Casa de Estudios de los Dominicos, que publicó una guía sobre coronavirus e iglesias, creada por un grupo de trabajo formado por teólogos, liturgistas y expertos en atención médica.

“Es un documento muy completo y detallado sobre lo que podemos hacer” para celebrar Misa pública, dijo Mons. Cordileone.

Los obispos de California enviaron una carta al gobernador Newsom con el documento del Instituto Thomistic adjunto. Pocos días después, el gobernador “habló positivamente sobre la adoración y la necesidad de la fe” y tuvo una posición más favorable para la apertura de las iglesias para la adoración, concluyó.

Traducido y adaptado por Harumi Suzuki. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Estados Unidos, California, coronavirus, Misas públicas

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios