10 de agosto de 2015 2:14 am

EEUU: Católicos disidentes exigen a Iglesia admitir matrimonio gay como sacramento

POR KEVIN J. JONES | ACI Prensa

Imagen referencial / Flickr: Burkhard Schmidt (CC-BY-NC-SA-2.0)
Imagen referencial / Flickr: Burkhard Schmidt (CC-BY-NC-SA-2.0)

Algunos grupos católicos disidentes exigen a la Iglesia en Estados Unidos que el mal llamado “matrimonio gay” sea reconocido como un sacramento, algo que se opone al designio divino y que no es posible aceptar ni cambiar.

El profesor de teología moral en la Universidad Católica de América en Washington, Dr. John Grabowski, dijo a ACI Prensa que la presión  por la "igualdad sacramental" por parte de grupos como Dignity USA muestra "una falta de comprensión del significado y naturaleza de la Iglesia, además de desconocer lo que son los sacramentos".

“El 'matrimonio igualitario' se hizo un buen lema, pero en la comprensión de la Iglesia, el matrimonio no es algo que se puede ‘redefinir’; ya sea por grupos de interés, por el gobierno, o incluso por la misma Iglesia", sostuvo.

El 5 de julio, Dignity USA anunció su respaldo al "completo acceso al matrimonio y a la ordenación" en la Iglesia Católica. La convención anual de la organización, realizada en la ciudad de Seattle, aprobó una resolución que señala que los líderes católicos deben "garantizar que todos los sacramentos de nuestra Iglesia sean administrados independientemente de la identidad de género, orientación sexual o condición relacional de la o las personas que lo pidan".

La organización también rechaza la doctrina católica sobre la inmoralidad de los actos homosexuales.

Marianne Duddy-Burke, directora ejecutiva de Dignity USA, dijo que a las personas homosexuales se les prohíbe "oficialmente el matrimonio y la ordenación" y que a menudo se les niega también otros sacramentos.

"No podemos ser totalmente iguales cuando estamos siendo excluidos de los sacramentos de nuestra Iglesia", afirmó Duddy-Burke, quien en su declaración citó el reconocimiento que la Corte Suprema de Estados Unidos hizo en junio de este año al matrimonio civil entre personas del mismo sexo.

Por su parte, el profesor Grabowski señaló que la postura de Dignity USA es "lamentable" y que el matrimonio ha sido "creado por Dios" y nadie puede reconfigurarlo o redefinirlo.

La concepción católica del matrimonio se basa en el libro del Génesis, cuando Dios crea al ser humano como varón y mujer y les ordena que "sean fructíferos y multiplíquense", explicó el experto.

Agregó que el matrimonio refleja a Dios como "una comunión de personas" y una "unidad de amor". El matrimonio es la manera cómo el hombre y la mujer "participan en su gran capacidad de crear nueva vida a imagen de Dios".

Grabowski también explicó que la moral católica distingue diferentes formas de discriminación y sostuvo que "la discriminación injusta es siempre moralmente mal, pero no toda distinción es discriminatoria e injusta".

En tanto, Elk Stanley, asesor legal de la organización jurídica Alliance Defending Freedom afirmó que los individuos y organizaciones católicas pueden enfrentar demandas y otras amenazas debido a las leyes y ordenanzas de no discriminación en materia de empleo y lugares de alojamiento público.

Sin embargo, no cree que la postura de Dignity USA plantearía un problema para la defensa legal de grupos o individuos católicos que siguen la doctrina católica.

"Es difícil predecir lo que va a influir en los jueces, reguladores o legisladores", advirtió Stanley.

"Los legisladores y otros funcionarios se han valido de casos de iglesias que han abandonado la enseñanza protestante evangélica sobre el matrimonio para argumentar que las iglesias están cambiando sus caminos. Sin embargo, esto probablemente no llega a ser una preocupación para la Iglesia Católica que ha sido clara desde hace cientos de años en cuanto a su doctrina y su relación con el matrimonio y la sexualidad humana".

"Al no existir un cambio en la dirección de la Iglesia Católica en estos temas, la voz de un grupo disidente es poco probable que se atribuya como la doctrina de esta institución", explicó Stanley a ACI Prensa.

El profesor Grabowski considera que estas presiones para cambiar la definición del matrionio se han incrementado tras la decisión favorable de la Corte Suprema de Estados Unidos en junio de este año. Sin embargo, también cree que esto refleja las tendencias culturales que datan de cinco o seis décadas atrás. La anticoncepción y el divorcio sin culpa ya representaban una definición cultural del matrimonio.

La presión de Dignity USA por la "igualdad sacramental" recibió el respaldo de otro grupo católico disidente, New Ways Ministry, por medio de un comunicado emitido el 8 de julio por su director ejecutivo Francis DeBernardo.

Ambos grupos forman parte de Equally Blessed Coalition. Entre sus patrocinadores financieros se encuentra Arcus Foundation, organización que entregó a la coalición una subvención 200 mil dólares destinados "a apoyar a los defensores creyentes pro-gay para influir y contrarrestar la narrativa de la Iglesia Católica y sus afiliados ultraconservadores". Estas maniobras están directamente relacionadas con el Sínodo de la Familia y el Día Mundial de la Juventud, de acuerdo a la lista de subvención disponible en la página web de la fundación.

La fundación también ha ayudado a financiar a los defensores del cambio doctrinal y litúrgico dentro de otras confesiones religiosas, incluida la Iglesia Episcopal de Estados Unidos.

Arcus Foundation también está llevando a cabo una estrategia de lucha contra las exenciones de libertad religiosa. También, entre sus socios internacionales vinculados al lobby gay se encuentra el  Fondo de Equidad Global del Departamento de Estado de EE.UU.

Traducido por Bárbara Bustamante

Etiquetas: Estados Unidos, homosexuales, Matrimonio gay

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios