6 de abril de 2019 8:01 pm

Educación: Arzobispo anima a pasar de la lógica del competir a la del compartir

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Pixabay (Dominio Público)
Imagen referencial / Pixabay (Dominio Público)

El Arzobispo de Concepción (Chile), Mons. Fernando Chomali Garib, presentó su nueva Carta Pastoral “Educar en el Siglo XXI”, en la que aseguró que “el gran cambio cultural que debiésemos producir es pasar de la lógica del competir a la lógica del compartir”.

El documento publicado el 28 de marzo busca generar una reflexión en torno a la educación con el fin de encontrar la manera de mejorar las políticas públicas en este aspecto y analizar los actuales proyectos pedagógicos “de cara a los desafíos del futuro”.

El Prelado repasa temas como la recta valoración a los profesores, el diagnóstico del actual sistema educativo en Chile, el apoyo a los estudiantes más vulnerables, las contrariedades en el camino, la madurez humana, entre otros.

Entre sus reflexiones, Mons. Chomali advirtió que “los colegios que solo aspiran y forman para la obtención de resultados académicos promueven la dinámica de la competencia que después se repite en la vida diaria y que solo genera divisiones y odiosidades”.

“Sería interesante ver el perfil e historial de aquellos que han atentado contra escuelas y universidades en Estados Unidos y otros países y preguntarnos si en Chile, con la lógica de la mera competencia, no estamos pavimentando el camino hacia situaciones similares. Tenemos que evitar aquello a toda costa”, señaló.

En lugar de la lógica de la competencia, el Prelado alentó a desarrollar “la lógica del compartir”, que implica “reconocer en cada ser humano un valor único que, en virtud de su dignidad, ya es una riqueza en sí mismo, que forma parte de la comunidad, y que siempre es fuente de enriquecimiento”.

El Arzobispo de Concepción también menciona la posible rigidez del sistema educativo que “no da espacio a que los jóvenes muestren sus habilidades e intereses y les sean potenciadas adecuadamente”.

“¿Quién sería capaz de ayudar y motivar a un estudiante con una clara vocación sacerdotal, religiosa, intelectual, artística o deportiva? En la actualidad, de manera implícita o explícita, encausamos excesivamente a los jóvenes a que estudien carreras que aseguren rentabilidad, más que felicidad”, sostuvo Mons. Chomali.

Asimismo, subrayó que “sacar lo mejor de cada cual implica también aprender a fracasar. Reconocer los fracasos como parte de la vida y como experiencias significativas para crecer como personas es una dimensión que está ausente en los procesos educativos”.

“Parte del proceso educativo consiste en reconocer las grandezas que hay en cada estudiante, pero también en ayudarlo a reconocer sus límites, que lejos de ofuscar su dignidad lo pueden llevar a reconocer que la vida social se construye a partir de los talentos y los límites de todos y cada uno de sus miembros”, reflexionó.

Al concluir su carta pastoral, Mons. Chomali afirmó que “de la educación que demos a los jóvenes hoy depende el nivel de justicia social, de paz y de fraternidad, de mañana”.

“Ello exige una reflexión respecto de qué significa ser hombre, ser mujer y ser parte de la sociedad, y qué significa educar en el contexto cambiante que vive el mundo, en virtud del rápido apogeo de nuevas tecnologías y modos de comunicación”, señaló.

Alentó a los colegios católicos a involucrarse en este necesario cambio, ya que  “tenemos suficiente experiencia como para ser un aporte en la construcción de las políticas públicas en materia de educación. Nuestros colegios son valorados por la comunidad”.

“Exige el mejor de los esfuerzos personales y comunitarios para que el ser humano, creado a imagen y semejanza de Dios, adquiera todo su esplendor. Junto a la familia, primera escuela de humanidad, la educación es un camino excelso para ello”, concluye Mons. Chomali.

Para leer la carta pastoral completa ingrese AQUÍ.

Etiquetas: Chile, Arzobispo, Educación, Mons. Fernando Chomali, Iglesia en Chile, carta pastoral, Arquidiócesis de Concepción

Comentarios