6 de febrero de 2015 12:29 pm

Duchas y barbería listas en la Plaza de San Pedro para indigentes

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Imágenes Centro Televisivo Vaticano (CTV)
Imágenes Centro Televisivo Vaticano (CTV)

Ya se ha concluido las obras de construcción de nuevas duchas en la Plaza de San Pedro, un proyecto alentado por el Papa Francisco y destinado a los pobres de la ciudad de Roma en Italia.

Se trata de tres duchas y un pequeño espacio para el barbero añadidos durante los trabajos de renovación de los baños presentes en el brazo derecho de la Columnata de Bernini en la Plaza de San Pedro.

Las obras, que se iniciaron en noviembre, han sido proyectadas, dirigidas y realizadas por los técnicos y el personal de los talleres de construcción de la Gobernación de la Ciudad del Vaticano.

Cada lavabo tiene agua caliente, dispensador de jabón y secador de manos. En lugar de las baldosas se ha utilizado una resina especial para el recubrimiento de las paredes, fácilmente lavable y que garantiza la máxima higiene.

Las duchas funcionarán todos los días, excepto los miércoles durante la audiencia general y cuando haya celebraciones en San Pedro o en la Plaza. Los lunes, jueves y sábados el servicio y la gestión de las duchas correrá a cargo de los voluntarios de UNITALSI.

El barbero estará disponible los lunes, de 9 a 15 horas. El servicio está garantizado por varios barberos voluntarios y también por los estudiantes del último año de una escuela de peluquería en Roma.

Los peregrinos sin hogar recibirán, para la ducha, un cambio completo de ropa interior y una bolsa con toalla, jabón, pasta de dientes, maquinilla, crema de afeitar y desodorante, de acuerdo a las diferentes necesidades. La mayor parte del material lo ofrecen de forma gratuita diversas empresas y personas privadas que, después de haber oído hablar de este proyecto, querían compartir sus recursos con los necesitados. El resto lo comprará la Limosnería Apostólica con el dinero de las bendiciones papales.

También recibirán a los indigentes las hermanas de la Caridad, las hermanas Albertinas, que sirven en la Guardia Suiza, las vicentinas y muchos otros voluntarios de Roma.

El Limosnero da gracias de todo corazón a las parroquias que han participado en este proyecto y, en particular, a todos aquellos que han contribuido a los trabajos de las duchas bajo la Columnata y a los que, de diversas formas prestarán allí su ayuda, a favor de los pobres.

En recientes declaraciones a Ansa, el Limosnero Pontificio, el Arzobispo polaco Konrad Krajewski dijo que “nuestra principal preocupación es darle dignidad a la gente”.

Una de las razones por las que se decidió hacer esto es por la dificultad que tienen los indigentes de asearse, ante el temor que podrían generar en algunas personas: “necesitan estar limpios, también para prevenir enfermedades. Este es un servicio al que los pobres no tienen fácil acceso”.

Etiquetas: Roma, pobres, Limosnería Pontificia, Plaza de San Pedro

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios