13 de julio de 2019 11:39 am

Dominicos eligen al primer sucesor asiático de Santo Domingo de Guzmán

Redacción ACI Prensa

P. Gerard Francisco Timoner al asumir su nueva responsabilidad como Maestro de la Orden de Predicadores. Crédito: dominicos.org, sitio web oficial de la Orden de Predicadores.
P. Gerard Francisco Timoner al asumir su nueva responsabilidad como Maestro de la Orden de Predicadores. Crédito: dominicos.org, sitio web oficial de la Orden de Predicadores.

El P. Gerard Francisco Timoner III, sacerdote filipino, fue elegido este 13 de julio como Maestro de la Orden de Predicadores (Dominicos), convirtiéndose en el primer asiático en ser sucesor de Santo Domingo de Guzmán.

La elección se produjo en el marco del 290º Capítulo General electivo de la Orden de Predicadores, que se realiza en Biên Hoà (Vietnam) del 7 de julio al 4 de agosto.

El P. Timoner también es el tercer sucesor de Santo Domingo no europeo. En el siglo XVII el sacerdote mexicano Antonio Monroy ocupó el cargo, y entre 2001 y 2010 el argentino P. Carlos Azpiroz fue Maestro de la Orden de Predicadores.

Santo Domingo, nacido en Careluga, en la actual Castilla y León (España), nació el 8 de agosto de 1117, y es considerado el patrón de los astrónomos. En 1215 comenzó la Orden de Predicadores, confirmada or el Papa Honorio III el 22 de diciembre de 1216.

Nacido en 1968 en Daet, Camarines del Norte (Filipinas), el P. Timoner fue ordenado sacerdote en 1995 y se ha licenciado en Filosofía y Teología. Se doctoró en la Universidad Católica de Nijmegen, en Países Bajos, en 2004.

Ha sido prior en la provincia dominica en Filipinas, así como vicecanciller y vicerrector de asuntos religiosos de la Universidad Santo Tomás de Manila, en ese país.

En su primer mensaje como Maestro de la Orden de Predicadores, el sucesor de Santo Domingo recordó que el fundador reiteraba que los dominicos “no es que nos limitemos a predicar, es que somos predicadores. Misión no es lo que hacemos, misión es lo que somos”.

El P. Timoner destacó también que “la esencia de la Iglesia es la comunión, concretado de una manera extraordinaria cuando los hermanos celebran la eucaristía”.

“Los dominicos tenemos que servir a la Iglesia con aquello que somos: una comunión de hermanos. Ayudar a esta Iglesia a llegar a ser una fuerte comunión de hermanos”.

Los dominicos, continuó, “no tenemos que mirarnos a nosotros mismos continuamente, sino que tenemos que mirar a la Iglesia a la que tenemos que ayudar a servir y construir”.

Etiquetas: Iglesia Católica, dominicos, Orden de Predicadores

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios