El Papa Francisco expresó su dolor por la muerte de un indigente alemán en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, la noche del 24 de noviembre.

“El Papa Francisco ha acogido con dolor la noticia de la muerte de Burkhard Scheffler en las cercanías de la columnata de San Pedro la noche de ayer”, dijo Matteo Bruni, director de la Oficina de Prensa del Vaticano, en una declaración a los periodistas este viernes.

Burkhard Scheffler nació en Alemania en 1961 y vivía en las calles de Roma. Recibía la atención del Dicasterio para la Caridad.

Bruni explicó que “las últimas noches de frío y lluvia” del invierno europeo “hicieron que su frágil condición, ya marcada por la vida en las calles, se agravara”.

“En su oración, el Papa recuerda a Burkhard y a todos los que se ven obligados a vivir sin casa, en Roma y en el mundo, e invita a los fieles a unirse a él”, explica Bruni en su declaración.

“El Limosnero Apostólico, Cardenal (Konrad) Krajewski, que está en Asís en peregrinación, confía a Burkhard a la intercesión de San Francisco”, concluye Bruni.

Más en Vaticano

El fallecido indigente era una de las varias personas que duermen bajo las columnas de la Plaza de San Pedro y en las afueras de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, ubicada a unos metros, a quienes el Vaticano y otros voluntarios asisten cotidianamente.