6 de diciembre de 2012 - 10:05 AM

Dolencia de princesa Kate podría salvar a niños del aborto

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Kate Middleton
Kate Middleton

La hospitalización de la Duquesa de Cambridge (Reino Unido), Kate Middleton, por severos vómitos matutinos, podría ayudar a que otras mujeres eviten abortar a sus hijos, según señala una experta.

El pasado 3 de diciembre, un representante de la Familia Real británica, confirmó que el Duque y la Duquesa de Cambridge estaban esperando un hijo, pero indicó también que Kate Middleton ha sido hospitalizada con hiperemesis gravídica (HG).

La enfermedad, que es una forma severa de nausea y vómito durante el embarazo, afecta a menos del 2 por ciento de embarazos y es a menudo sub-diagnosticada, ocasionando que algunas mujeres aborten a sus niños.

"Mientras que no es la responsabilidad de Kate convertirse en la vocera internacional de prevención de HG, podría ser su regalo", dijo a ACI Prensa Ashli McCall, escritora que ha padecido este mal y que se ha especializado en el tema.

McCall, que es una madre que educa en casa a sus hijos y sobrevivió al cáncer. Dijo que su lucha contra la enfermedad en sus cuatro embarazos fue la "dolencia física más atroz" que ha experimentado en la vida.

Describió la enfermedad como "el infierno sobre la tierra que otros simplemente no pueden imaginar a menos que ellos mismos estén donde Kate Middleton y tantas de nosotras hemos estado".

Dependiendo de la gravedad de la enfermedad, las mujeres podrían sufrir de vómitos frecuentes, un 10% sufre de pérdida de peso corporal, deshidratación e incluso alucinaciones. Todos estos problemas pueden poner en riesgo la salud de la madre y el niño.

En su primer embarazo, McCall sabía que algo estaba mal, cuando sufrió de constantes nauseas y vómitos.

Su médico falló en tratar apropiadamente la enfermedad, asumiendo que sólo se trataba de malestar matutino. Cuatro meses después, McCall había perdido el 14 por ciento de su peso corporal, no podía comer o tomar bebidas y sufría de alucinaciones.

Los médicos eran escépticos de su enfermedad y le dijeron que debía estar sufriendo tanto debido a que el niño no fue planificado y que ella se había inventado la dolencia.

"Hay muy poca comprensión por esta enfermedad, porque muchas personas verdaderamente creen que es un malestar matutino normal", dijo.

A pesar de que su cuarto embarazo fue el peor caso de la enfermedad que su médico había visto, fue su primer embarazo el que "acabó con mucho pesar en un aborto".

Mientras que su familia y amigos la apoyaron durante su recuperación del cáncer, McCall dijo que durante su primer embarazo, "la gente a mi alrededor no entendía qué me estaba pasando".

Su experiencia "disparó una desesperada búsqueda de información", pero quedó sorprendida de no encontrar nada de investigación compilada sobre esta enfermedad.

Determinada a ayudar a otras mujeres y niños a evitar su experiencia, McCall investigó y escribió la "primera y actualmente única guía completa" sobre la enfermedad para pacientes y miembros de familia, titulada "Más allá del malestar matutino: Batallando con la hiperémesis gravídica".

"Si yo hubiera tenido tal información durante mi primer embarazo, no habría terminado de la forma en la que terminó".

Aparte de la angustia física que pueden experimentar las mujeres con esta enfermedad, también hay un "aspecto social negativo y agobiante" que es a menudo ignorado.

"Yo no sólo estaba enferma con la más desconcertante y horrible enfermedad que había tenido en mi vida, sino que también fui víctima de un prejuicio infundado y ocasionalmente con comentarios hirientes", dijo a ACI Prensa.

McCall ha escrito un libro para niños titulado "Mamá tiene himeremesis gravídica (pero sólo por un rato)". Actualmente está trabajando en otro libro, "Crónicas de Náusea", que será presentado en enero de 2013. Todas las ganancias de sus libros sirven para ayudar a otras personas que sufren de este mal.

Gracias a su investigación personal y la publicación de su libro, McCall ha podido ponerse en contacto con otras mujeres que han batallado con casos similares.

"La retroalimentación que recibí fue fenomenal y tengo el don invaluable de haber estado en la sala de partos viendo nacer a niños que inicialmente iban a ser abortados", señaló.

McCall dijo que ella espera que algo bueno pueda resultar de la enfermedad de Kate Middleton, así como despertar la conciencia sobre la hiperémesis gravídica. "Para una persona de su visibilidad, puede ayudar a otros a través de su propia historia personal y llevar valiosos recursos para salvar vidas".

"Si la gente pudiera obtener la atención necesaria", dijo, "más madres e hijos podrían ser salvados del dolor de un sufrimiento exacerbado y de abortos no deseados", comentó.

Pese a que cada embarazo es diferente, señala McCall a ACI Prensa, las mujeres que han experimentado la enfermedad en alguna ocasión parecen más susceptibles a repetirla.

"Esto podría ser una mala noticia para Kate Middleton", dijo McCall, pero indicó que esperemos que sea una de las afortunadas y tenga futuros embarazos con normalidad".

Para más información sobre la hiperémesis gravídica, puede ingresar al sitio web (en inglés): www.beyondmorningsickness.com and www.helpher.org 

Etiquetas: Aborto, Inglaterra

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios