26 de octubre de 2019 - 4:15 PM

Documento final del Sínodo emplea “lenguaje inclusivo”

Redacción ACI Prensa

El Aula Sinodal durante el discurso final del Papa. Foto: Captura de Youtube
El Aula Sinodal durante el discurso final del Papa. Foto: Captura de Youtube

Uno de los elementos que más llaman la atención del documento final del Sínodo de la Amazonía, aprobado este sábado 26 de octubre en el Vaticano, es la inclusión del “lenguaje inclusivo”, lo que supone un desdoblamiento innecesario del género de algunas palabras para, según los partidarios de este tipo de lenguaje, no “discriminar” a las mujeres.

Este desdoblamiento de género se puede encontrar nada más comenzar la lectura del documento final, en su punto primero: “El clima fue de intercambio abierto, libre y respetuoso de los obispos pastores en la Amazonía, misioneros y misioneras, laicos, laicas, y representantes de los pueblos indígenas de la Amazonía”.

Poco más adelante, en el punto 3, se puede leer un nuevo ejemplo: “El caminar sinodal del Pueblo de Dios en la etapa preparatoria involucró a toda la Iglesia en el territorio, los Obispos, misioneros y misioneras, miembros de las Iglesias de otras confesiones cristianas, laicos y laicas, y muchos representantes de los pueblos indígenas, en torno del documento de consulta que inspiró al Instrumentum Laboris” o documento de trabajo.

Finalmente, se encuentra otro ejemplo en el punto 39: “Los equipos misioneros itinerantes en la Amazonía, van tejiendo y haciendo comunidad en el camino, ayudan a fortalecer la sinodalidad eclesial. Pueden sumar varios carismas, instituciones y congregaciones, laicos y laicas, religiosos y religiosas, sacerdotes”.

El lenguaje inclusivo ha sido siempre problemático por su vinculación con la ideología de género, varias veces condenada por el Papa Francisco, además de su imprecisión lingüística. Según la Real Academia Española (RAE) el empleo del lenguaje inclusivo supone el uso de “desdoblamientos innecesarios”.

Según explica la RAE en su sitio web, “este tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico. En los sustantivos que designan seres animados existe la posibilidad del uso genérico del masculino para designar la clase, es decir, a todos los individuos de la especie, sin distinción de sexos: Todos los ciudadanos mayores de edad tienen derecho a voto”.

En ese sentido, explica que “la actual tendencia al desdoblamiento indiscriminado del sustantivo en su forma masculina y femenina va contra el principio de economía del lenguaje y se funda en razones extralingüísticas”.

“Por tanto, deben evitarse estas repeticiones, que generan dificultades sintácticas y de concordancia, y complican innecesariamente la redacción y lectura de los textos”, prosigue.

Finalmente, la RAE sostiene que “es incorrecto emplear el femenino para aludir conjuntamente a ambos sexos, con independencia del número de individuos de cada sexo que formen parte del conjunto”.

“Así, ‘los alumnos’ es la única forma correcta de referirse a un grupo mixto, aunque el número de alumnas sea superior al de alumnos varones”, concluye.

Etiquetas: Vaticano, Ideología de Género, Papa Francisco, Sínodo de la Amazonía, lenguaje inclusivo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios