21 de mayo de 2012 - 4:39 PM

Director de ACI Prensa: P. Garatea representa generación que llevó a la Iglesia a la crisis

Redacción ACI Prensa

P. Gastón Garatea.
P. Gastón Garatea.

El director de ACI Prensa, Alejandro Bermúdez Rosell, expuso la controversia que aún suscita la no renovación de las licencias ministeriales del P. Gastón Garatea de la Congregación de los Sagrados Corazones en la Arquidiócesis de Lima, y consideró que este presbítero representa la generación de sacerdotes y religiosos que llevó a la Iglesia a la crisis debido a su desobediencia al Evangelio y la doctrina católica.

En su podcast Punto de Vista publicado este lunes, Bermúdez se refirió a la decisión del Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, de no renovar las licencias ministeriales del P. Garatea, cuyos motivos se mantienen en reserva.

"La Iglesia ha vivido y vive un momento de renovación y de nuevas energías y de nuevas generaciones, a raíz del gran impulso inspirado en el Concilio Vaticano II", afirmó Bermúdez. Sin embargo, advirtió que ella "todavía sufre del mal de algunos de sus miembros, especialmente clérigos o religiosos, que son representantes más bien de una generación que llevó a la Iglesia a la crisis y de la cual penosamente está saliendo".

Indicó que "un ejemplo de quienes representan a esa generación vieja, desgastada, es el P. Gastón Garatea", cuya congregación "tuvo un papel histórico muy importante", pero que en los últimos años ha tomado "decisiones pastorales distintas a las que originalmente la caracterizaba y, obviamente, el P. Garatea es uno de los representantes más acabados de esta tendencia".

Señaló que el P. Garatea no es un intelectual importante como lo es Gustavo Gutiérrez, el más conocido teólogo marxista de la liberación; pero ha sido el representante mediático que la izquierda peruana necesitaba para plantear sus posiciones contra la doctrina católica.

"Como las élites intelectuales, pseudo de izquierda en el Perú, necesitan un representante que sea tolerante con sus posturas, favorable a sus posturas, que les haga sentirse bien; y que no sea un signo de contradicción como le corresponde a la Iglesia, reclutaron de alguna forma y le dieron la bienvenida al P. Gastón Garatea", indicó.

Explicó que esta acogida se debe a que el sacerdote es conocido "porque ha estado metido en distintas organizaciones de carácter periodístico, de carácter público" como la Comisión de la Verdad y Reconciliación, la Mesa de Concertación de Lucha contra la Pobreza, pero que son "absolutamente inútiles si ustedes miran cuáles fueron las consecuencias"; y por tener "declaraciones mediáticas en contra de sus autoridades eclesiásticas y de las enseñanzas de la Iglesia".

"El P. Garatea hoy en día niega que haya apoyado por ejemplo a las uniones homosexuales, pero lo hizo; él ha negado que haya hablado en contra del celibato sacerdotal, pero lo hizo; Y él niega que haya hablado a favor de la anticoncepción oral de emergencia, esos abortivos favoritos de las feministas y las abortistas, pero lo hizo", recordó.

Bermúdez dijo que "durante seis años el Arzobispo de Lima le advirtió que no se prestara a este juego; pero lamentablemente el P. Garatea se convirtió en el capellán de los que no quieren capellán y quieren un sacerdote que les diga que todo lo que hacen está bien, que todas sus inmoralidades están bien, que todas sus cosas en contra de la Iglesia están bien".

Por ello, señaló que no es raro que la gran mayoría que ahora sale a defenderlo sean "fundamentalmente todos los grupos de la izquierda que habitualmente han hablado, no en contra del Arzobispo de Lima, sino en contra de la Iglesia (…), grupos abortistas, grupos de presión homosexual, grupos feministas, grupos protestantes (…), gente que no conoce el Evangelio y que si lo conoce, lo detesta".

Sin embargo, indicó que los actuales defensores del sacerdote se cansarán porque "otra cosa se pondrá de moda". Por ello, le recomendó al P. Garatea que asuma este periodo, porque "se va a dar cuenta que lo único que hace es, desde el punto de vista eclesiástico, ‘perder’".

"Lamentablemente el P. Garatea hizo una apuesta, creyó que apostar por la farándula lo iba a proteger y lo iba a seguir manteniendo ahí donde estaba. Apostó mal, debió apostar a la Iglesia. Y ahora él va a tener que cargar con sus consecuencias porque el responsable de esto es él y nadie más", afirmó.

El Punto de Vista completo lo puede oír en http://www.aciprensa.com/podcast/puntodevista/El_Caso_del_P_Gaston_Garatea-puntodevista21may12.mp3  

Etiquetas: Caso Garatea, Teología de la Liberación, Gustavo Gutiérrez

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios