16 de diciembre de 2020 - 9:15 PM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 28 de diciembre de 2020 10:50 am

Dios nos llamó a ambos: Gemelos idénticos son ordenados sacerdotes

Redacción ACI Prensa

El P. Emerson y el P. Henrique Alves son hermanos gemelos que, el 11 de diciembre, recibieron juntos la ordenación sacerdotal en Camaragibe (Brasil), y garantizaron que su respuesta al llamado de Dios fue “personal, autónoma y libre”.

La Misa de consagración de los nuevos sacerdotes, que pertenecen a la Congregación de los Misioneros de Nossa Senhora da Salette, fue presidida por el obispo de Caruaru, Mons. José Ruy Gonçalves, en la Parroquia de São Pio X.

“Quienes no nos conocen pueden incluso imaginar que uno influyó en el otro, pero ambos garantizamos que nuestro proceso de elección fue personal, autónomo y libre. Mi hermano y yo nunca nos preguntamos: ¿qué vas a hacer? Simplemente compartimos el mismo camino”, dijo el P. Emerson al final de la celebración.

El sacerdote indicó que muchos pueden preguntar la razón por la que dos gemelos eligieron la misma vocación y señaló que es Cristo quién pasó y atrajo sus almas a Él.

“Éramos dos jóvenes con la sensibilidad suficiente para captar la llamada. Y parece que cuando Él llamó, estábamos en el mismo lugar, en el vientre de nuestra madre. Por eso, los dos respondimos. No porque seamos gemelos, sino porque cuando nos llamó, estábamos en el mismo lugar y Él nos quiso a los dos. Lo buscamos y lo encontramos. O más bien, nos encontró”, agregó.

El P. Emerson destacó que la familia fue fundamental, al acompañar y apoyar a ambos con sus oraciones, y señaló que se encuentra donde “Dios me ha puesto y tengo la gracia de tener a mi lado a mi hermano, quien entiende plenamente la profundidad y la importancia de todo lo que estamos viviendo”.

Por otro lado, durante la homilía, Mons. Gonçalves indicó al P. Emerson y al P. Henrique que “lo que los hace gemelos en este momento no son las apariencias”, sino “son las almas que aman, desean y quieren lo mismo”.

“La identidad de ustedes va más allá del parecido físico, aunque la gente quede encantada e impresionada con eso”, dijo el obispo. Ambos pasan a ser “configurados a Cristo sacerdote”, agregó.

Luego, Mons. Gonçalves reflexionó sobre la importancia de la fe y declaró que la crisis de identidad “viene de la crisis de fe, porque sin Dios, Creador y Padre, la criatura no se reconoce”.

“La crisis de identidad, por tanto, es la crisis que vive el mundo, que excluye a Dios de su horizonte”, dijo.

El Prelado afirmó que, cuando “la preocupación de los consagrados y sacerdotes por el mundo visible es mayor que por la realidad invisible, es porque estamos viviendo la crisis de identidad, la crisis de fe”.

“La fe viva, profunda y ardiente -indicó- debe ser el presupuesto, la esencia de la vida de todos los sacerdotes” y, por tanto, “nuestra vida será absurda y contradictoria cuando vivamos sin fe”.

Para Mons. Gonçalves, “ya es hora, de restituir la fe a un mundo que rechaza a Cristo, que excluye a Cristo de su horizonte, un mundo descristianizado”.

Por eso, al dirigirse a los sacerdotes Emerson y Henrique, el Prelado declaró que son ellos “la luz del mundo”.

“En Getsemaní, mientras Jesús sufría la agonía del mundo, los discípulos dormían. Sacerdotes, obispos, religiosos duermen mientras Judas está despierto, mientras Judas trama la muerte y la exclusión de Jesús. Padres, obispos, religiosos duermen, mientras Judas hace que la gente pierda la fe”, advirtió el obispo.

Además, indicó que “Velad, velad, es el clamor del tiempo de Adviento. No duermas, no pierdas tu identidad, porque no se mezclan la oscuridad y la luz” y resaltó que no debemos “dejarnos intimidar, no podemos asustarnos ni acobardarnos defendiendo nuestra fe, propagando el amor verdadero".

En este sentido, ha destacado que “la misión primordial del sacerdote es ir” y enseñar “el Evangelio”. "Vayan por el mundo, enseñen la verdad, anuncien el amor, anuncien su Reino", pidió el obispo, quien también destacó que la Iglesia católica existe "para salvar almas".

“Canta la salvación de Dios, como rezamos bellamente en el salmo de respuesta: el Señor te ha llamado, desde la eternidad, aún en el vientre materno, en el mismo vientre y en la misma célula, para que ustedes, más que gemelos, tengas la misma alma, la misma alma sacerdotal, amando y queriendo lo mismo y teniendo el mismo deseo. Todo esto, queridos hijos, les fue dado del Altísimo”, concluyó.

Traducido y adaptado por Harumi Suzuki. Publicado originalmente en ACI Digital.

Etiquetas: Sacerdotes, testimonio, Vocación, gemelos

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios