29 de octubre de 2020 - 6:01 PM

Diócesis en Chile replica exitosa experiencia internacional de acogida a migrantes

Redacción ACI Prensa

Casa de Acogida y Promoción Simón de Cirene. Crédito: Diócesis de Valdivia.
Casa de Acogida y Promoción Simón de Cirene. Crédito: Diócesis de Valdivia.

La Diócesis de Valdivia (Chile) inauguró el 28 de octubre la Casa de Acogida y Promoción Simón de Cirene, que replica la exitosa experiencia de la Asociación Internacional Papa Juan XXIII.

“Es un proyecto experimental, que busca recrear la experiencia de la Asociación Papa Juan XXIII en Italia, con la acogida de refugiados políticos y migrantes del continente africano”, precisó una nota de prensa de la Diócesis.

De esa manera, la pastoral Social Cáritas de Valdivia, a través de la pastoral Migratoria, encarga al movimiento italiano coordinar el espacio durante cinco años.

Alejandro Durán quien lidera la iniciativa manifestó que “no existe una experiencia similar en la región, salvo de iniciativas espontáneas, nada que sea sistemático, lo que permitirá hacer un poco de estudio e investigación que permitirá aportar a las políticas públicas en esta materia”.

La casa de acogida Simón de Cirene entregará un espacio físico, el apoyo, acompañamiento integral e inserción social a migrantes que llegan a la ciudad sureña. 

El proyecto fue levantado gracias al Fondo de Subvención de la Presidencia de Chile, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Fundación Padre Dirk de Witt, iniciativa en honor al fallecido sacerdote holandés que trabajó en Valdivia.

Con los fondos se implementó y habilitó la casa, donada por la parroquia Santos Juan y Pedro, que tiene capacidad para nueve migrantes extranjeros y dos voluntarios que convivirán con ellos.

Durante la inauguración estuvieron presentes los bienhechores de la obra y autoridades locales y de la diócesis.

Durante la inauguración, el Administrador Apostólico de Valdivia, P. Gonzalo Espina, agradeció a los involucrados y destacó que la iniciativa responde “al compromiso de la diócesis con los inmigrantes, siguiendo la pauta del Papa Francisco de acoger, proteger, promover e integrar”.

En ese sentido destacó la importancia de “acogerles y protegerles pues muchas veces son objeto de abusos; promoverles para que puedan crecer en nuestra sociedad, e integrarlos para ver que no solamente nosotros les ayudamos a ellos, sino que también ellos son una riqueza para nosotros”.

A su turno, Richard Custodio Velazquez jefe de misiones de OIM expresó su satisfacción y orgullo por el trabajo comunitario que se ha desarrolló y alentó a “seguir comprometidos con la asistencia y respuesta humanitaria para los migrantes que hoy buscan un estilo de vida en Valdivia”.

Además, para lograr el sostenimiento permanente de la casa Simón de Cirene, se ha propuesto la campaña “Yo me involucro”, una cuenta destinada a recibir la contribución permanente de parte de la sociedad.

Para realizar aportes:

Obispado de Valdivia
RUT: 70.355.300-1
Cuenta Corriente: 8258024002
Banco Santander
[email protected] 

Etiquetas: Chile, inmigrantes, migrantes, Diócesis de Valdivia, casa de acogida, Simón de Cirene, Asociación Internacional Papa Juan XXIII, Fundación Padre Dirk de Witt

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Comentarios