La gendarmería vaticana detuvo a un hombre de unos 50 años, que esta mañana derribó dos esculturas en los Museos Vaticanos.

Según informa RaiNews, el incidente ocurrió en el Museo Chiaramonti, luego que al hombre estadounidense, de origen egipcio, se le dijera que no era posible que se encontrara con el Papa Francisco.

Tras lanzar dos bustos e intentar huir, los gendarmes del Vaticano lo detuvieron y ahora están llevando a cabo las investigaciones.

El diario español ABC indica que la oficina de prensa de los Museos Vaticano califica lo sucedido como “el gesto de una persona trastornada”.

Más en Vaticano

Los restauradores de los Museos Vaticanos informaron que los daños causados en las esculturas “no son significativos” y ya están trabajando para arreglarlas.

El sitio web de los Museos Vaticanos explica que el Museo Chiaramonti toma su nombre del Papa Pío VII Chiaramonti y “marca un momento importante en la historia de las colecciones vaticanas”.

“Constituido por casi mil piezas de escultura antigua, el Museo Chiaramonti presenta una de las colecciones más notables de retratos romanos y destaca también por la cantidad de ejemplos de esculturas ideales y funerarias que posee”, agrega.