30 de marzo de 2022 - 3:47 PM

Destacan la profunda amistad con Dios de cardenal argentino camino a los altares

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Siervo de Dios Cardenal Eduardo Pironio. Crédito: Facebook Cardenal Eduardo Francisco Pironio.
Siervo de Dios Cardenal Eduardo Pironio. Crédito: Facebook Cardenal Eduardo Francisco Pironio.

El prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, Cardenal Leonardo Sandri, destacó que el siervo de Dios argentino, Cardenal Eduardo Pironio, vivió una profunda amistad con Dios que hoy impulsa a salir al encuentro de la humanidad.

La Eucaristía fue celebrada el 29 de marzo en la capilla del Seminario de los Legionarios de Cristo, en Roma (Italia), para dar gracias por el reconocimiento de las virtudes heroicas del cardenal argentino.

El Papa Francisco reconoció el 18 de febrero las virtudes heroicas del Cardenal Pironio, una figura muy apreciada por la Iglesia local debido a su espiritualidad, su compromiso y carisma.

En la Eucaristía, organizada por el equipo postulador de la causa, participó el presidente de la Gobernación de la Ciudad del Vaticano y antiguo secretario del Cardenal Pironio, Mons. Fernando Vérgez.

Durante la Misa, el Cardenal Sandri expresó que “la conciencia de la humanidad en marcha” era la perspectiva del Cardenal Pironio, una gracia que “impulsa a salir al encuentro de la humanidad de hoy, para anunciar que Cristo es su contemporáneo, hoy y que permanecerá con nosotros hasta el fin del mundo”.

Esa gracia le permitió comprometerse “afectivamente con la vida de los hombres y ese compromiso afectivo no es meramente humano, sino que encuentra su fuente en Dios, en la amistad con Dios”.

“El sacerdote es amigo de Dios para los hombres, no como un amigo de Dios que regula las cosas con Dios y luego las transmite a los hombres, sino que proyecta esta amistad hacia el prójimo”, recordó.

En ese sentido, la amistad fue “uno de los temas favoritos del Cardenal Pironio”. “Recordar a Pironio, el amigo de Dios, trae consigo la nostalgia de no tener ya en la tierra a ese amigo de todos los hombres. Al mismo tiempo, nos recuerda al hombre que dejó a la Iglesia en el camino de la amistad como medio para ir seguros y llegar a Dios con nuestros hermanos”, reflexionó.

“Solo un contemplativo como él puede ser un amigo en el verdadero sentido de la palabra”, señaló.

“El buen Jesús, rostro del Padre y amigo de los hombres, se convierte en un punto de referencia para la actuación de los sacerdotes y obispos, y ciertamente podemos dar gracias al Señor porque podemos encontrar estos rasgos en el ministerio del venerable Cardenal Pironio”, afirmó el Cardenal Sandri.

El prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales pidió la intercesión del siervo de Dios para que la Iglesia sea “aún más peregrina, pobre y pascual".

Asimismo, agradeció al Papa Francisco que, “al declarar venerable a nuestro querido amigo y hermano, nos ha dado a nosotros y a la Iglesia no sólo una biografía, un compañero de camino hacia el Señor, sino un ejemplo luminoso de santidad de vida, un testimonio de obediencia al Padre, de sobriedad y pobreza, de amor y amistad sin límites para todos”.

Cardenal Eduardo Pironio

Eduardo Francisco Pironio nació el 3 de diciembre de 1920 en la localidad de 9 de Julio y fue el menor de 22 hermanos. Fue ordenado sacerdote el 5 de diciembre de 1943 en la Basílica de Luján.

Durante el Gobierno de Domingo Perón, en 1955, fue apresado en La Plata junto con el Cardenal Antonio Quarracino, entonces Arzobispo de Buenos Aires.

Se desempeñó como rector del seminario de Devoto. En 1964 fue nombrado Obispo Auxiliar de La Plata y en 1972 Obispo de La Plata.

Fue en este cargo que sufrió las principales amenazas de la dictadura militar. El diario Clarín recuerda que el 9 de mayo de 1976 desapareció la decana de la Facultad de Humanidades de la Universidad Católica de Mar del Plata, María del Carmen Maggi, episodio interpretado como una advertencia concreta hacia su propia persona.

La figura del Cardenal Pironio fue siempre muy apreciada por la Iglesia en Argentina, debido a su espiritualidad, su compromiso y su afabilidad de la mano de un cierto carisma y una trayectoria eclesial sobresaliente.

En 1977 Pablo VI lo llamó al Vaticano y en 1984 fue nombrado presidente del Pontificio Consejo para los Laicos. Falleció en Roma en febrero de 1998.

Etiquetas: Argentina, Virtudes heroicas, Cardenal Pironio, Cardenal Eduardo Pironio, causa de beatificación, Congregación para las Iglesias Orientales

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios