Desde Asís, tierra de San Francisco, el P. Uriel Vallejos cuenta cómo logró escapar de la persecución de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua, que desde hace un tiempo ha emprendido una tenaz persecución contra la Iglesia Católica.

En su cuenta de Twitter, el sacerdote publicó una fotografía en la Basílica de Santa Clara, en Asís (Italia).

“Ante el crucifijo que habló a San Francisco diciéndole: ‘Repara mi Iglesia’, he puesto bajo la intercesión de San Francisco y Santa Clara de Asís, el restablecimiento de la paz en nuestra patria”, escribió el sacerdote.

En un video publicado en YouTube por el medio Mosaico CSI, el P. Uriel dijo que su escape fue “traumatizante, en una condición inhumana. Lo tuve que hacer por salvaguardar mi vida, cruzando montaña”.

Más en América

Le tocó caminar de madrugada, dijo, y sin saber “si vas a encontrar gente de la policía o del ejército. Entonces fue una cuestión muy difícil, pero a Dios gracias pudimos llegar al destino”.

En algunos tramos le tocó caminar sin camisa y la persona que lo acompañaba le dijo: “aquí póngase en las manos de Dios. Aquí lo pueden apresar y puede ir a parar a la cárcel”.

“Entonces yo me vine solo con dos mudas (de ropa) y en el camino tuve que quitarme la camisa porque quien me traía me dijo que estaba la policía”, recordó.

De ese modo, le tocó “caminar, avanzar a la buena de Dios, como decimos, como todo nicaragüense, como todo migrante”, continuó el sacerdote.

Con este escape de la dictadura, dijo el P. Uriel, ha podido “experimentar, vivir en carne propia lo que muchos nicaragüenses están experimentando. No me lo están contando sino que lo he vivido”.

(El artículo continúa después)

El P. Uriel Vallejos logró escapar de la dictadura en días recientes. Él era director general del Canal y Radio Católica de Sébaco, clausurados por la dictadura el pasado 1 de agosto.

Sacerdotes en la cárcel de torturas El Chipote

Entre los sacerdotes que están actualmente en la cárcel de torturas El Chipote, en Managua, figuran el P. Oscar Benavidez, de la Diócesis de Siuna; el P. Ramiro Tijerino, P. José Luis Diaz, el P. Sadiel Eugarrios y el P. Raúl González.

También han sido encarcelados en esa prisión los seminaristas Darvin Leyva y Melquín Sequeira; y el camarógrafo Sergio Cárdenas, de la Diócesis de Matagalpa.

A excepción del P. Benavidez, todos los demás fueron detenidos en la madrugada del viernes 19 de agosto en el Obispado de Matagalpa, cuando la policía de la dictadura de Ortega secuestró a Mons. Rolando Álvarez, ahora en prisión domiciliaria en Managua.