23 de diciembre de 2021 - 5:44 PM

Denuncian la perversidad de la legalización de los juegos de azar online

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Juegos de azar. Crédito: Pastoral Social Córdoba, Argentina,
Juegos de azar. Crédito: Pastoral Social Córdoba, Argentina,

La Pastoral Social de la Arquidiócesis de Córdoba (Argentina) alertó sobre la "perversidad" del Estado ante el inminente tratamiento de la legalización de los juegos de azar y apuestas online.

La Pastoral Social publicó el comunicado "Legalizar el juego es exprimir a los pobres" ante el próximo debate en la legislatura provincial de un proyecto de ley que busca legalizar el juego online a partir de la regulación de la actividades en sus otros formatos.

El proyecto liderado por Orlando Arduh y otros cuatro parlamentarios provinciales de Juntos por el Cambio, busca regular el juego online para “garantizar la protección del orden público, erradicar el juego ilegal y salvaguardar los derechos de los participantes”.

Las páginas web con juegos online que quieran operar en Córdoba deberán tramitar un permiso y realizar un pago a Lotería de la Provincia de Córdoba, el nuevo ente fiscalizador.

El proyecto de ley alcanzaría incluso a los juegos de casino, apuestas deportivas y loterías donde se apueste dinero.

La Pastoral Social de Córdoba manifestó su "honda preocupación por lo que consideramos una iniciativa que favorecerá un negocio que se aprovecha de la fragilidad de los más vulnerables".

"Como ya señalamos, el Estado debe proteger al frágil, no exprimir su fragilidad. Hay cierta perversidad en la pretensión de justificar el negocio del juego con el argumento de que una parte de lo recaudado por el Estado, a través de esta ley o de otra ley, se destinará a ayuda social o la implementación de programas para prevenir o tratar la ludopatía".

"Es como darles a los pobres una parte de lo que antes se les quitó para que alguien, en el medio, haga un negocio", agregó.

Así como la ley "tiene un efecto pedagógico; educa, establece límites, indica el camino de la legalidad para una mejor convivencia", "¿con qué argumento ético les explicaremos a nuestros niños y jóvenes que es la misma ley provincial la que les habilita el acceso al mundo de las apuestas, de los juegos de azar que -todos sabemos- son tan perjudiciales y adictivos?", cuestionó.

La Pastoral Social de Córdoba alentó a que en un país que tiene más del 60 por ciento de sus niños y adolescentes sumidos en la pobreza, se "promuevan y favorezcan la cultura del trabajo y el esfuerzo".

"Este proyecto de ley va claramente en dirección contraria", afirmó.

La Pastoral Social de Córdoba recordó que “el cincuenta por ciento de pobres y con un nivel educativo que se vio altamente perjudicado por la pandemia, nos parece apremiante repensar las prioridades”.

“Urge generar leyes que favorezcan la creación de trabajo genuino y contribuyan a mejorar la educación. Invertir tiempo, energía y recursos para resolver el drama de la pobreza es lo esencial y prioritario”, afirmó la Pastoral.

El juego de azar “atenta directamente contra la cultura del trabajo ya que contribuye al empobrecimiento, a generar la ilusión irrealista de ganar dinero sin esfuerzo. Además, favorece la adicción como patología: la ludopatía”.

“Trabajo y educación son los pilares esenciales desde donde se construye la dignidad de toda persona y una sociedad que quiera prosperar”. 

Por ese motivo la Pastoral pidió a los legisladores "actitudes responsables en favor del bien común, iniciativas y políticas creativas que incrementen las fuentes de trabajo como presupuesto de la deseada movilidad social ascendente".

Etiquetas: Argentina, proyecto de ley, Arquidiócesis de Córdoba, juegos de azar, ludopatía

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios