13 de octubre de 2009 8:22 am

Defender vida y familia, combatir pobreza y promover la paz, tareas ineludibles en Europa

Redacción ACI Prensa

Defender vida y familia, combatir pobreza y promover la paz, tareas ineludibles en Europa

Al finalizar las primeras Jornadas Sociales Católicas de Europa realizadas en Danzika, Polonia, promovidas por las Comisiones de los Episcopados de la Comunidad Europea (COMECE), los participantes resaltaron la necesidad de defender la vida y la familia, luchar contra la pobreza en solidaridad con el resto del mundo y trabajar por la construcción de la paz y la justicia en el Viejo Continente.

Al hablar de la solidaridad económica y la importancia de la democracia, el mensaje final tras este evento resalta la urgencia de respetar "la dignidad inalienable de la vida humana, desde la concepción hasta la muerte natural" así como la del "extranjero que toca a nuestra puerta y en la de las futuras generaciones".

Refiriéndose luego a la solidaridad, el texto alienta a "no tener miedo: la solidaridad es nuestro futuro común. La unidad de Europa era el sueño de algunos y se ha convertido en una esperanza para muchos. Hoy nuestro deber es hacer que se continúe al servicio de una solidaridad global", de manera especial con África.

Tras resaltar la urgencia de promover y proteger la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, "creando las condiciones para permitir a los padres educar a sus hijos y aconsejarlos en la vida familiar y laboral", la declaración recuerda la necesidad de "implementar una política común europea para la inmigración y el asilo, reconociendo la dignidad humana de todo migrante".

En cuanto al ámbito económico, el mensaje señala que es necesario adecuar "la economía social para que existan oportunidades para cada uno" asumiendo "medidas eficaces para reducir la pobreza y la exclusión social" y así promover una "política de regulación de los mercados financieros a nivel europeo y sostener también las estructuras de gobierno a nivel internacional".

Europa, concluye el mensaje dado a conocer por L'Osservatore Romano, "necesita hombres y mujeres con los brazos abiertos para acoger al otro en nombre de Jesucristo y construir juntos las relaciones y las instituciones de solidaridad".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios