31 de agosto de 2009 3:52 pm

Defender la vida desde la concepción hasta muerte natural, pide Cardenal Bergoglio

Redacción ACI Prensa

Cardenal Jorge Mario Bergoglio, Arzobispo de Buenos Aires, bendiciendo imágenes de San Ramón (foto: AICA)
Cardenal Jorge Mario Bergoglio, Arzobispo de Buenos Aires, bendiciendo imágenes de San Ramón (foto: AICA)

El Arzobispo de Buenos Aires y Primado de Argentina, Cardenal Jorge Mario Bergoglio, alentó a los miles de fieles reunidos hoy en el Santuario de San Ramón Nonato, a defender la vida desde la concepción hasta la muerte natural, para vencer a la "cultura de muerte" que golpea a la sociedad actual.

En su homilía, ante miles de fieles que llegaron a rezarle a San Ramón, el Purpurado instó a "poner la cara" para luchar contra "la cultura de la muerte". Asimismo aseguró que "cultura de la vida" es, en cambio, decir que "la vida vale la pena desde el momento de la concepción", pero también acompañar el crecimiento de ese niño o niña para que "crezca sano, para que tenga buena educación y no le falte comida, que tenga principios de valores morales".

"Hay que poner la cara y decir: esto es cultura de la vida, esto es vida, todo lo contrario a la cultura de la muerte; si alguien ve que alguna de estas cosas falta, díganle que no, que por ese camino no se va a ninguna parte, que por ese camino se fracasa siempre", aseguró.

El Primado argentino insistió en que al niño hay que "acompañarlo durante toda su existencia", también "en su dolor, en su enfermedad, con hospitales limpios donde no falta nada, donde se lo atiende bien al enfermo, eso es vida, eso es mensaje de vida", y también hay que hacerlo "cuando están viejitos", porque los abuelos son "la sabiduría de la vida", lamentó que a veces se "los deja de lado" por exigencia de trabajo o porque viven lejos y no se los va a visitar seguido.

Al bendecir a los "mensajeros de la vida", el Cardenal exhortó a contagiar "vida. Este es el mensaje que necesitamos, el mensaje de Dios, vayan por las huellas de Jesús, no se van a equivocar, son las huellas de la vida, porque Él es el Camino y es la Vida".

Miles de argentinos llegaron hasta el Santuario de San Ramón Nonato a quien tradicionalmente las madres gestantes le agradecen el don de la vida y las esposas que aún no tienen el don de la maternidad, le piden su intercesión para quedar embarazadas.

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios