26 de marzo de 2017 9:34 am

Debe ser tremendo que te maten sin decirte por qué: Una cruda reflexión sobre el aborto

Redacción ACI Prensa

Foto referencial Pixabay (dominio público)
Foto referencial Pixabay (dominio público)

El sacerdote argentino P. Leando Bonnin, que escribió una carta abierta a la joven que hizo una grotesca parodia de la Virgen María el pasado 8 de marzo en Tucumán, escribió una intensa reflexión en el Día del Niño por Nacer en la que pidió que nunca más haya muertos y desaparecidos a causa del aborto.

El P. Bonnin, sacerdote de la provincia argentina de Entre Ríos, se hizo conocido en las redes sociales tras escribir la carta en la que hacía una profunda reflexión sobre el agravio cometido por una mujer identificada como la psicóloga infantil Marina Breslin.

La misiva surgió en respuesta a lo ocurrido el 8 de marzo, con ocasión del Día de la Mujer, cuando un colectivo feminista realizó una manifestación en la ciudad de Tucumán.

Al llegar frente a la catedral, la mujer que estaba disfrazada de la Virgen María, parodió “un aborto” con abundante pintura roja para simular el sangrado, algo que fue duramente criticado en las redes sociales.

El sábado 25 de marzo, el P. Bonnin publicó una reflexión en su cuenta de Facebook titulada “En memoria de los desaparecidos”, que reproducimos a continuación:

“¿Te imaginás que terrible debe ser estar tranquilo, durmiendo o descansando, en el lugar donde te gusta estar, sin molestar a nadie, y que entren unos tipos, sin pedir permiso, sigilosamente al principio, con potentes ruidos después?
¿Que interrumpan tu plácido silencio, que te traten como un enemigo, que no respeten tus derechos... que te torturen, que violen tu intimidad, que comiencen a picanearte, a lastimarte, a torturarte, y finalmente te arranquen de tu lugar y te lleven lejos, a un lugar desconocido, y te hagan desaparecer?
Debe ser espantoso, un horror indescriptible.
Debe ser tremendo no poder ni siquiera gritar ni defenderte, porque la desproporción de fuerzas y la violencia ejercida es inhumana.
Debe ser tremendo ser un niño por nacer, y que no respeten tus derechos.
Que te maten sin decirte por qué, que te puncen y te corten con un bisturí, que te aspiren, que te envenenen con una solución salina...
Que vulneren tu dignidad.
Que te hagan desaparecer.
Es justo, justísimo, irrenunciable, pedir "NUNCA MÁS" desaparecidos y muertos por el aborto.
Porque no existe mayor injusticia que asesinar impunemente a un hermano no nacido, a un argentino como vos y yo.
Porque si el aborto es posible, todo es posible.
Digamos alto y claro: Sí a la Vida. No al aborto. Ahora y siempre”.

También te puede interesar:

Etiquetas: Aborto, Argentina, Día del Niño por Nacer, Defensa de la vida

Comentarios