15 de abril de 2021 - 8:02 PM

De Testigo de Jehová a futuro sacerdote católico: La historia del diácono Miguel Mendoza

POR DIEGO LÓPEZ MARINA | ACI Prensa

Miguel Mendoza es un joven de 25 años que perteneció a los Testigos de Jehová, y cuyo camino de conversión comenzó con una imagen de San Juan Pablo II celebrando Misa. Ahora ya es diácono y en unos meses será ordenado sacerdote en Estados Unidos.

Mendoza nació en Colorado (Estados Unidos), y fue ordenado diácono el 13 de febrero con otros ocho jóvenes de la Arquidiócesis de Denver. 

Miguel se crió en una familia integrada por testigos de Jehová. “Cuando nací ya eran Testigos de Jehová. Tengo entendido que mi mamá quería ser monja cuando estaba en México pero mi abuela no la dejó. Poco después dejaron la fe católica, encontraron los Testigos de Jehová, y cuando yo nací, nací en una familia que era Testigo de Jehová”, narró a El Pueblo Católico, de la Arquidiócesis de Denver.

Relató que fue gracias a su madre que aprendió a “tener un verdadero amor a Dios, aunque obviamente no iba a ser lo más perfecto, porque los Testigos de Jehová tienen unas ideas diferentes a los católicos”.

“Tienen un entendimiento incorrecto de lo que es la fe católica. Ellos no están de acuerdo con las enseñanzas de la Iglesia Católica y hay casi como un odio para la Iglesia; así que era con lo que yo crecí, sabiendo que la Iglesia Católica no era algo bueno”, relató el futuro sacerdote.

Mendoza contó que a los 16 años quiso investigar más de lo que era la fe católica.

“Quería saber por qué estábamos en contra de la Iglesia Católica, por qué era que ‘enseñaba cosas falsas’, por qué ‘adoran’ a la Virgen María o ‘adoran’ al Papa; y esas cosas equivocadas que yo pensé que era la Iglesia”, dijo.

“Pero el Señor tuvo planes diferentes en ese tiempo, porque cuando estuve investigando las enseñanzas de todo es cuando encontré al Papa Juan Pablo II que en esos tiempos no era santo todavía. En esos tiempos ya estaba muerto, pero me acuerdo que vi una imagen de él celebrando una Misa y pensé: ‘¿Qué es esto que está haciendo? ¿Por qué tiene esa casulla, porqué está sobre el altar con este pan y la gente de rodillas ante este pedazo de pan?’”, contó.

Mendoza dijo que fue en ese momento cuando el Señor le colocó “una semilla” y le puso en el corazón el “deseo de saber más de lo que estaba pasando en esa imagen”.

“Y cuando estuve leyendo de lo que hacía el sacerdote en la Misa, de lo que estaba haciendo Juan Pablo II y especialmente del amor paternal del Papa para su gente, para la gente de la Iglesia Católica, es cuando empecé a tener un deseo de seguir este ejemplo“, recordó.

El hoy diácono dijo que, entonces, decidió “leer más sobre la Misa, sobre el sacerdocio” y fue desde aquel momento “cuando el Señor empezó a desarrollar la vocación sacerdotal”.

“Y sentí el llamado, de que el Señor me estaba llamando a hacer algo tan hermoso de celebrar la Misa, de traer a Cristo sobre el altar; y decidí bautizarme. Y dos años después entré al seminario”, agregó.

Finalmente, agradeció a Dios por no solamente permitirle a él regresar a la Iglesia, sino a toda su familia. “Después de que nos bautizamos con mi hermano, mis padres decidieron volver a entrar a la Iglesia Católica”, relató.

Etiquetas: Estados Unidos, Sacerdocio, Historia de conversión, Testimonios, testimonio, Denver, Protestantes, conversión, Diácono, Colorado, Testigos de Jehová

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios