17 de junio de 2014 12:17 am

[VIDEO] De jugador de rugby a sacerdote católico

Redacción ACI Prensa/Europa Press

El exjugador de rugby del Club Deportivo 'El Salvador' Alfonso Alonso Lasheras ha sido ordenado sacerdote este sábado 14 de junio por el presidente de la Conferencia Episcopal y Arzobispo de Valladolid, Mons. Ricardo Blázquez, en una ceremonia que ha tenido lugar en el templo del Corazón de Jesús de Valladolid ante más de 200 personas.

Un acto que el propio 'Fonfo' ha definido "más que como una meta" como un pasó "más" para entregar su vida y como un instrumento para "construir el reino de Jesús" con el objetivo de hacer del mundo un lugar "más humano y fraterno".

Una lesión hizo que Alonso Lasheras tuviera que operarse de osteopatía de pubis con 21 años. Fue entonces, durante la convalecencia, cuando comenzó a "poner las cosas en su sitio" y valorar lo afortunado que había sido, lo que provocó que a su vuelta a los terrenos de juego, en el que fue su último año deportivo, "las motivaciones ya no eran las mismas".

La elección de la orden de la Compañía de Jesús obedeció, según el propio jesuita, a que la espiritualidad de la Compañía de María 'La Enseñanza', centro escolar donde estudió, es 'Ignaciana', relativa a la doctrina de San Ignacio de Loyola.

Por este motivo, ha indicado que ha sido en los 'Jesuitas' donde encontró un ambiente "más familiar", al tiempo que ha considerado que es el "más cercano" a los "tiempos de hoy en día".

"CONTRATIEMPO PROVIDENCIAL"

En su intervención, Mons. Blázquez se ha referido a esa lesión como un "contratiempo providencial", pues fue a través de esa circunstancia cuando 'Fonfo' escuchó "con menos ruido" la voz de Dios, "que a veces es muy débil pero con silencio se puede escuchar".

Y fue por ese acontecimiento (la lesión), ha continuado el Prelado, cuando Alonso Lasheras "descubrió su vocación, al igual que San Ignacio de Loyola", que lo hizo durante un periodo de convalecencia. "El Señor aprovecha las situaciones concretas para tratar con cada persona y descubrir el camino de la vida", ha puntualizado Mons. Blázquez.

"Vas a ser presbítero de la Compañía de Jesús y eso significa ser discípulo, amigo, seguidor de Jesús, como inspirador de tu vida", ha aseverado el arzobispo dirigiéndose a Alonso Lasheras, antes de advertirle de que sin él el horizonte de su vida "quedaría sin sentido".

Por ello, Mons. Ricardo Blázquez ha reflexionado que en "medio de la fragilidad", el nuevo sacerdote será "fortalecido" con la fuerza de "lo más alto, con el Evangelio hasta los confines de la Tierra".

"Pedimos por ti esta tarde y te recibimos en este presbiterio, ahora que formas parte de él", ha concluido el presidente de la Conferencia Episcopal.

PAPA FRANCISCO I

Por otra parte, el ahora presbítero ha señalado que los gestos y las palabras del Papa Francisco, perteneciente a la misma orden, van "en la línea" de lo que necesita la sociedad y en coherencia con los dictámenes del evangelio.

Alonso Lasheras ha reconocido, en declaraciones recogidas por Europa Press, que si bien la elección de Jorge Mario Bergoglio como Sumo Pontífice supuso "una sorpresa" hasta para la compañía, los 'Jesuitas' no contemplan ocupar cargos religiosos, la opinión ha cambiado con el tiempo.

Asimismo, preguntado por el papel de la Iglesia en la actualidad y los cambios que se han producido desde que él decidiera ingresar en la Compañía de Jesús, 'Fonfo' ha respondido que, a pesar de ir "un poco por detrás" de la sociedad, se actualiza "a su ritmo", aunque quizás "necesite un tiempo".

Alonso Lasheras perteneció al equipo de El Salvador con el que se proclamó campeón de España cadete, juvenil, junior, dos Ligas, una Copa del Rey en División de Honor y participó en todas las categorías inferiores de la selección española hasta que cumplió 23 años, momento en el que decidió ingresar en la Compañía de Jesús.

A raíz de eso, se incorporó en el Centro Loyola, de pastoral universitaria, desde donde desarrolló dos voluntariados: uno en la cárcel y otro en el Hogar Pax, con inmigrantes y 'sin techo'. "Todo esto le movió a cambiar y retomar un nuevo rumbo y ampliar mi vida a más gente", han agregado.

En 2006 hizo sus votos de obediencia, castidad y pobreza. A continuación, estudió en Salamanca dos años de Filosofía antes de trabajar otros dos en Gijón y partir para Tanzania, para luego ser destinado a Brasil, donde ha vivido los últimos tres años, estudió Teología y trabajó en una favela en un proyecto volcado en que los jóvenes no entren en la "violencia de la droga".

Etiquetas: España, sacerdote, Sacerdotes, Sacerdocio, Vocaciones, Iglesia en España, Vocación

Comentarios