El Frente Nacional por la Familia (FNF) calificó de “injusta” y de dar la “espaldas al pueblo” la decisión de aprobar el mal llamado “matrimonio” homosexual en el Congreso de Tamaulipas, el último estado en donde aún no era legal.

El Congreso de Tamaulipas aprobó el 26 de octubre, con 23 votos a favor, 12 en contra y 1 abstención, modificar el artículo 132 del Código Civil estatal, para eliminar la necesidad de que los que se casen sean de diferente sexo: hombre y mujer.

“El Congreso de Tamaulipas en vez de apoyar a la familia y a su núcleo que es la institución matrimonial, ha votado de espaldas al pueblo, vaciando de contenido esta institución vital para el Estado”, señaló el FNF en un comunicado.

 

Más en América

 

“La complementariedad natural entre el hombre y mujer, abiertos a la vida, constituye el lazo intergeneracional por el cual todas nuestras comunidades han sido, son y serán a pesar de estas leyes injustas”, agregó.

Con la aprobación de esta ley, los 32 estados que conforman México permiten el matrimonio gay. Solo unas horas antes el estado de Guerrero también había aprobado el “matrimonio” homosexual.