13 de marzo de 2021 - 9:59 PM

Dar de comer al hambriento es una “poderosa forma” de oración, afirma Arzobispo

Redacción ACI Prensa

Foto referencial. Biswarup Ganguly (CC-BY-3.0)
Foto referencial. Biswarup Ganguly (CC-BY-3.0)

El Arzobispo de Abuja (Nigeria), Mons. Ignatius Kaigama aseguró que dar de comer al hambriento, una de las siete obras corporales de misericordia, es un “imperativo ético” y una “poderosa forma de oración”.

En la homilía de la Misa que presidió el pasado 9 de marzo en la parroquia St. Matthew, el Prelado dijo que el desempleo y la pandemia del COVID-19 son algunos de los factores que han agravado la falta de comida en la nación africana donde 80 millones de personas sufren a causa de las “consecuencias de la inseguridad alimentaria”.

“El derecho al alimento, así como el derecho al agua, tiene un lugar importante dentro de la búsqueda de otros derechos”, dijo el Arzobispo. En su opinión, la Jornada Mundial de los Pobres, instituida por el Papa Francisco para que se celebre cada noviembre, “nos urge a amar a los pobres, no con palabras sino con obras”.

Si bien reconoce que la falta de alimentos “no es noticia” en Nigeria, el Prelado expresó su preocupación por el hecho de que su país “se ha ganado el sobrenombre de capital mundial de la pobreza”.

Según el Arzobispo, “los más de 80 millones de nigerianos que viven en extrema pobreza y que sufren las consecuencias de la inseguridad alimentaria, incluso a pesar de nuestra tierra fértil y los enormes recursos materiales, existen debido a una falta de voluntad política y económica a todo nivel”.

Tras recordar que en el país hay muchos desplazados, mendigos en las calles, jóvenes desempleados y pensionistas muy pobres, Mons. Kaigama lamentó que “nuestros campesinos no pueden ir a sus tierras debido al miedo de algún ataque por hombres armados que recientemente los obligaron a salir de sus granjas y hogares”.

“La falta de esfuerzos sinceros para luchar contra la amenaza de la inseguridad ha agravado la situación de hambre y pobreza”, señaló. Esto, dijo, es un llamado al pueblo de Dios para que ayude más a los pobres.

Estas urgentes necesidades son la razón por la cual la Arquidiócesis de Abuja “lanzó una campaña de Cuaresma, distribuyó cajas cuaresmales y pidió a los fieles que realicen varias colectas para ayudar a los necesitados”, explicó.

“Tenemos que evitar la cultura de desperdiciar la comida donde mucha de esta se bota o la producción de los campesinos se malogra porque no hay instalaciones adecuadas para almacenarla”.

Para que los campesinos vuelvan a sus actividades y faciliten la seguridad alimentaria, el Arzobispo de Abuja pidió a los nuevos jefes de seguridad que “afronten creativamente el tema de la inseguridad".

De ese modo, podrán "darnos un ambiente propicio para que las masas hagan frente a las actuales realidades económicas, especialmente en las áreas rurales”.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en ACI África 

Etiquetas: Nigeria, África, Pobreza, Hambre, lucha contra el hambre, alimentos

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios