4 de febrero de 2020 - 8:52 PM

Cubanos en el exilio y en la isla celebran a la Virgen de la Candelaria

Redacción ACI Prensa

Misas por la Virgen de la Candelaria en Miami y Camagüey. Créditos: Annette Pichs y Enrique Cabrera Napoles
Misas por la Virgen de la Candelaria en Miami y Camagüey. Créditos: Annette Pichs y Enrique Cabrera Napoles

Este 2 de febrero, en el día de la Purificación de la Virgen María y la Presentación del Señor, los cubanos dentro de la isla y los que por diferentes razones viven en el exilio, festejaron a la patrona de Camagüey, la Virgen de la Candelaria.

En Miami, en la Ermita de la Virgen de la Caridad del Cobre, los cubanos residentes en Estados Unidos se reunieron para festejar a la Madre de Dios en una Misa presidida por el P. Delvis Mederos Fernández.

Créditos: Annette Pichs

El P. Mederos invitó a todos los cubanos “que peregrinan en el exilio, vengan hoy a celebrar con nostalgia, pero con mucha fe” la fiesta de la patrona de Camagüey.

El sacerdote recordó el viaje de María y José al templo para presentar a Jesús, y resaltó la función de los consagrados y religiosas como luz para guiar a los fieles, en el día en que la Iglesia también celebra la Jornada de la Vida Consagrada.

Créditos: Annette Pichs

Esta fecha “nos inspira a la nostalgia, a recordar aquella patria que hemos perdido por muchas cosas, a recordar aquella patria y decirle hoy a la Virgen: se luz para mi pueblo de Camagüey, se luz para mi patria cubana, para que algún día nosotros podamos celebrar esta fiesta iluminados en una Cuba libre, en un Camagüey distinto”, señaló el P. Mederos.

El sacerdote pidió a la Virgen de la Candelaria, “Virgen con la luz en la mano que ilumina el camino”, que auxilie a la Iglesia en Cuba “para que podamos decirle, como el Señor le dijo a Judith: tú eres la gloria de nuestro pueblo, tú eres el orgullo de nuestra raza”.

Créditos: Annette Pichs

Ese mismo domingo, la Arquidiócesis de Camagüey también festejó a su patrona en una Misa presidida por el Arzobispo de La Habana, Cardenal Juan de la Caridad García Rodríguez, quien fue Arzobispo de Camagüey del 2002 al 2016.

Con el lema “¡Qué suerte has tenido ciudad legendaria, nacer a la sombra de la Candelaria!”, los fieles celebraron también los 506 años de fundación de Camagüey, que llevaba el nombre de Santa María del Puerto del Príncipe.

El Cardenal García señaló que en este día que “el Niño Jesús, Rey de la gloria, siendo Dios se hizo hombre e iluminó el templo”, también se hizo presente en la isla.

El Purpurado pidió a las familias integrarse y no dejar que los niños coman solos o frente a la computadora, sino que compartan con sus padres, para formar hogares que sean escuelas, que sean casas de esperanza donde se enseñe el evangelio.

“Nuestra casa debe ser un monumento a la caridad, donde todas las personas pueden ir a pedir agua, alimentos, medicinas, consuelo”, donde los ancianos y las personas solas encuentren consuelo, resaltó el Cardenal García.

En su homilía, el Purpurado también pidió a los matrimonios leer el Evangelio entre ellos, y a los recién casados los invitó a no tener miedo a tener hijos, sino abrirse a la vida.

Finalmente, recordó que la “Virgen es Madre y sabe la maravilla de ser mamá”, y que ella nos alumbrará en este camino de evangelización.

Etiquetas: Cuba, Miami, Iglesia en Cuba, Virgen de la Candelaria, Ermita de La Caridad, Camagüey

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios