28 de septiembre de 2022 - 7:36 PM

¿Cuál es la diferencia entre la consejería espiritual y la terapia psicológica?

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial. Crédito: Yannik Pulver / Unsplash.
Imagen referencial. Crédito: Yannik Pulver / Unsplash.

¿Cuál es la diferencia entre la consejería y la terapia psicológica? Un sacerdote hace una precisa reflexión al respecto.

Consultado sobre esta diferencia por el Centro de Psicología Católico Areté, el P. Héctor Velarde Arrieta, sacerdote del Sodalicio de Vida Cristiana que predica retiros espirituales y da consejería espiritual, explicó que “el acompañamiento espiritual, por ser eco de la paternidad divina y la proximidad de la misericordia divina, exige amistad e involucración personal, para un itinerario de crecimiento en la ‘mente de Cristo’, que dura toda la vida”.

“La psicoterapia no, incluso porque se fija en asuntos puntuales, ocasionales, con un acento en alcanzar un nivel de libertad con respecto a esos asuntos específicos”, dijo, “o, eventualmente, colocar a la persona en condición de orientar sus facultades”.

“Sin embargo, creo que es importante decir, en esta perspectiva, que la psicoterapia es parte de la vida en el Espíritu”, precisó.

El P. Velarde Arrieta indicó que recomienda la psicoterapia al percibir “que hay elementos puntuales (modos de pensar recurrentes, estados de ánimo o emociones y sentimientos repetitivos, o conductas y rutinas frecuentes) que, dentro del horizonte de combate espiritual y el itinerario de maduración propios de la vida cristiana, sobrepasan la capacidad de decidir en cuestiones particulares, o generan reacciones emotivas y conductuales oprimentes, dañinas, inmovilizadoras, crónicas, en asuntos específicos”.

El sacerdote indicó que el acompañamiento espiritual es “ayudar a que una persona bautizada pueda discernir las mociones espirituales que se presentan en su vida, en vistas a participar cada vez más de la vida filial y misión de Jesús, madurar en la mente de Cristo”.

Este acompañamiento, dijo, es importante “para todo bautizado o para alguien en vistas a aceptar una vida bautismal”.

“Es una vida que necesita evitar la trampa del individualismo, la auto perfección y la auto felicidad”, señaló.

Para el sacerdote, entre los desafíos más importantes para los consejeros espirituales figura “cultivar su propia vida en el Espíritu, para ser un servidor de la co-operación de las personas aconsejadas con la actividad del Espíritu del Señor”.

Entre los obstáculos más comunes en el acompañamiento espiritual, el sacerdote advirtió de “la impaciencia, que busca soluciones rápidas que generan actitudes individualistas de auto perfección o perfeccionismo y la auto complacencia superficial”.

Otros problemas, dijo, son “no ir al fondo de situaciones” y “no reconocer la acción del Espíritu”.

El Centro de Psicología Areté dicta actualmente el diplomado “Acompañamiento Espiritual y Reconciliación Personal”, que apunta a la formación de consejeros espirituales dirigido a religiosos, sacerdotes, seminaristas y laicos.

Para más información e inscripciones, puede ingresar a https://centroarete.org/producto/promocionacompanamientoespiritualyreconciliacionpersonal/ o escribir a secadministrativa@centroarete.org

Etiquetas: Psicología, Centro Areté, dirección espiritual, atención psicológica, psicología y fe, acompañamiento espiritual

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios