6 de mayo de 2011 10:41 am

Cristo resucitado es luz en las tinieblas del mundo, dice el Papa

Redacción ACI Prensa/EWTN Noticias

Cristo resucitado es luz en las tinieblas del mundo, dice el Papa

Al encontrarse esta mañana con los 34 nuevos reclutas de la Guardia Suiza Pontificia y sus demás miembros, el Papa Benedicto XVI resaltó que Cristo resucitado es la luz en medio de las tinieblas del mundo y que con su entrega exige una vida cristiana coherente y fiel a la voluntad de Dios.

En su discurso en alemán, francés e italiano, el Santo Padre recordó el famoso "Saco de Roma", en el que los guardias suizos defendieron con vigor al Papa, hasta dar la vida por él, y explicó que "el recuerdo de aquel saqueo terreno tiene que hacer reflexionar sobre la existencia de la amenaza de un saqueo más peligroso, que podríamos llamar espiritual".

"En el contexto social actual, muchos jóvenes corren el riesgo de caer en un empobrecimiento progresivo del alma, porque siguen ideales y perspectivas de vida superficiales, que solo colman necesidades y exigencias materiales", alertó.

Por ello, continuó Benedicto XVI, "cuando algunos de ustedes juren desarrollar fielmente el servicio en la Guardia Suiza Pontificia y otros renueven este juramente en sus corazones, piensen en el rostro luminoso de Cristo, que os llama a ser auténticos hombres y verdaderos cristianos, protagonistas de vuestra existencia".

"Su pasión, muerte y resurrección son un elocuente reclamo a afrontar con madurez consciente los obstáculos y desafíos de la vida, sabiendo bien, como nos ha recordado la Liturgia en el curso de la Vigilia pascual, que el Señor resucitado es ‘Rey eterno que ha vencido a las tinieblas del mundo’".

El Papa subrayó que solo Cristo es "el Camino, la Verdad y la Vida. Él debe convertirse cada día más en al parámetro de nuestro vida y nuestro comportamiento, así como Él ha elegido la plena y total fidelidad a la misión de salvación confiada por el Padre como medida y fulcro de su vida".

"El Señor, queridos jóvenes, camina con vosotros, os sonríe, os alienta a seguirLo con la misma fidelidad: os auguro de corazón experimentar siempre la alegría y el consuelo de su presencia luminosa y corroborante".

Benedicto XVI alentó a la Guardia Suiza a que hagan que "vuestra estancia en Roma sea un tiempo propicio para aprovechar al máximo las innumerables posibilidades que ofrece esta ciudad para dar un sentido cada vez más sólido y profundo a vuestra vida".

"Aprovechad las oportunidades que se os ofrecen para ampliar vuestro horizonte cultural, lingüístico, y sobre todo, espiritual. El tiempo que transcurráis en la ‘Ciudad eterna’ será un momento excepcional en vuestra vida: vividlo con un espíritu de sincera fraternidad, ayudándoos mutuamente a llevar una vida cristiana ejemplar, que corresponda a vuestra fe y a vuestra misión peculiar en la Iglesia".

El Papa dijo luego que este encuentro le ofrece "la posibilidad de manifestar a los nuevos reclutas mi profunda gratitud por la decisión de estar, durante un periodo de tiempo, a disposición del Sucesor de Pedro y de contribuir así a garantizar el orden necesario y la seguridad dentro de la Ciudad del Vaticano".

Finalmente señaló que "vuestra presencia significativa en el corazón de la cristiandad, donde multitud de fieles llegan sin descanso para encontrar al Sucesor de Pedro y para visitar las tumbas de los Apóstoles, suscite cada vez más en cada uno el propósito de intensificar la dimensión espiritual de la vida, así como el compromiso de profundizar en la fe cristiana, testimoniándola con alegría mediante una conducta de vida coherente".

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios