1 de marzo de 2021 - 10:23 AM | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 1 de marzo de 2021 11:26 am

Cristianos iraquíes esperan que el Papa se salte el protocolo y se muestre cercano

POR MIGUEL PÉREZ PICHEL | ACI Prensa

El Papa Francisco. Foto: Marina Testino / ACI Prensa
El Papa Francisco. Foto: Marina Testino / ACI Prensa

Del 5 al 8 de marzo, el Papa Francisco realizará un viaje apostólico a Irak, el cual es visto con esperanza por los cristianos iraquíes que esperan que el Pontífice se salte el protocolo y así sentir más su cercanía, aseguró el P. Luis Escalante, postulador de tres causas de beatificación de mártires cristianos asesinados a causa del fundamentalismo islámico.

El P. Escalante es un sacerdote argentino de 55 años, párroco de la parroquia de Sant'Antonino en Fara Sabina (Italia). Es canonista y fue vicario judicial en la Arquidiócesis de La Plata (Argentina).

Desde 2017 es postulador diocesano de todas las causas caldeas. Realiza trabajo de campo en Irak, a donde viaja periódicamente para recopilar documentación. También investiga sobre los santos caldeos del primer milenio y sobre los martirios ocurridos bajo el dominio del Imperio Otomano.

El P. Luis Escalante (al centro) junto a las urnas que contienen las reliquias del P. Ragheed. Foto: Eparquía Detroit

El P. Escalante ha llevado hasta Roma tres causas de mártires caldeos y está trabajando ahora en las restantes. Fue la misma Iglesia Católica Caldea y el Patriarca Luois Sako quien le hizo el encargo.

En declaraciones a ACI Prensa, el sacerdote dijo que los cristianos iraquíes esperan “que el Papa se salga del protocolo y se muestre cercano a los que quieren verlo y tocarlo, y no sólo seguirlo por la televisión moviéndose en caravanas de autos blindados y helicópteros militares”.

El Santo Padre viajará a Irak del 5 al 8 de marzo bajo el lema “Todos son hermanos”. La visita incluye la capital Bagdad, la llanura de Ur -vinculada a la memoria de Abraham-, y las ciudades de Erbil, Mosul y Qaraqosh en la llanura de Nínive. 

Además del apoyo espiritual a los cristianos de Irak, el postulador de las causas caldeas dijo que al ser una visita oficial de un jefe de Estado, espera que el Pontífice “insistiera y, por qué no, exigiera un tratamiento igualitario entre los ciudadanos de Irak, más allá de su confesión religiosa”.

Explicó que el Pontífice encontrará dentro de un mismo territorio “dos países distintos de facto: el Kurdistán, tolerante y progresista; el Irak, destruido por tantas razones y con gravísimas crisis sanitarias, económicas y políticas”.

El Kurdistán iraquí es una región autónoma del norte de Irak habitada mayormente por los kurdos, un pueblo con una cultura y una lengua diferentes a la árabe.

Los kurdos también están presentes en Siria, Turquía e Irán.

Por lo general, las autoridades kurdas son más tolerantes que las del resto del país. Sus milicias, conocidas como peshmergas, fueron fundamentales para contener al Estado Islámico en su ofensiva de 2014, y luego para derrotarlo junto al ejército iraquí y apoyados por la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Muchos cristianos iraquíes de la región de Nínive encontraron refugio y protección en el territorio del Kurdistán iraquí.

Respecto a Irak, “es evidente que la sociedad musulmana desde la caída de Saddam (Hussein en 2003) se ha vuelto progresivamente muy intolerante con los cristianos, cualquiera sea su rito o afiliación”, lamentó el P. Escalante.

Señaló que “el mundo musulmán no distingue nuestras diversas confesiones, tampoco en Irak: si hay un Estado civil y éste es musulmán, los cristianos están de más, se tienen que ir. Y es lo que ha estado pasando: les dificultan los trabajos, los pagan mal o los matan directamente, como en el atentado a la catedral siríaca del 2010”.

Según esa mentalidad, “los cristianos no tienen espacio en el Irak del futuro. Personas corajudas como el Patriarca Sako y los obispos católicos todos, bregan por lo contrario, pero son voces casi en el desierto”.

En ese sentido, el P. Escalante dijo que este viaje es una oportunidad para “defender ante todo los derechos humanos de los cristianos a vivir en su tierra, ya sea como ciudadanos como cualquier otro, ya en atención al dato histórico de que la presencia de los asirios cristianos es preislámica, con lo cual, mínimamente se esperaría que en Irak hubiera un respeto y una tolerancia a una minoría históricamente más antigua que el mismo Califato de Bagdad”.

Además, afirmó que este viaje puede dar un empuje importante a la reconciliación entre iraquíes. “He recibido algunos comentarios de personas en Bagdad que refieren que hay expectativas positivas entre los musulmanes”, señaló.

Sin embargo, dijo que “desde el Kurdistán, he recibido comentarios en sentido contrario, que la situación en Bagdad está tensa ya de por sí, por el aumento de la cotización del dólar y por las protestas que ya venían de largo contra el gobierno iraquí, a lo que parecería se suman algunas franjas de descontentos por la visita papal. Esto no lo puedo cuantificar, pero es creíble”.

Mártires de Irak

Durante el diálogo, el P. Luis Escalante también comentó el estado de las tres causas de beatificación de mártires iraquíes que están en fase romana desde el año 2019.

Por una parte, está el proceso de Sor Cecilia Moshi Hanna, virgen y mártir, ex superiora general de las Hermanas Hijas del Sagrado Corazón, “congregación totalmente caldea de rito patriarcal; casi decapitada ritualmente en la Baghdad de Saddam Hussein en agosto de 2002, quien inmediatamente juzgó y condenó a los asesinos”.

El segundo proceso es el del P. Ragheed Ganni y tres subdiáconos de Mosul, “bárbaramente asesinados luego de la Misa dominical en junio de 2007”. 

El tercer proceso es el de Thaer Saadulla Abdal y Waseem Al-Qas Boutros, sacerdotes, y 46 compañeros, “familias enteras, niños y una mamá y un bebé en gestación”, de la arquidiócesis sirio-católica de Bagdad y de la Iglesia caldea, “asesinados brutalmente por cuatro terroristas islámicos dentro de la catedral siriana -que será el primer lugar cristiano que el Papa visitará-, el 31 de octubre de 2010”.

Sobre el estado en que se encuentran, señaló que “las tres causas se terminaron rápidamente teniendo en vistas la intención manifiesta del Papa de ir a Irak ya desde hace años. La falla de la Santa Sede fue que una vez arribadas a Roma, el presunto interés por los mártires iraquíes naufragó en el mundo lleno de intereses y conflictos del Cardenal Becciu y su camarilla de colaboradores”, lamentó.

“Las tres causas todavía están selladas. Si el interés por los cristianos perseguidos fuera cierto, la Santa Sede, como lo ha hecho siempre cuando quiere, habría dispuesto el estudio veloz de la documentación en orden a declarar sí o no, como nosotros sí entendemos que ha quedado demostrado, el martirio de los candidatos”, insistió. 

Para el sacerdote, el programa del viaje indicaría que “la prioridad” no son las causas de los mártires, sino “el encuentro con Al-Sistani (el líder religioso chiita) y la eventual firma de un similar documento al de Abu Dhabi, cosa que habrá que ver si ocurre y en qué términos”.

El postulador lamentó esta situación que afrontan los cristianos iraquíes, pues además de ser forzados a abandonar su país, “expulsados por la intolerancia musulmana o directamente perseguidos por el terrorismo y por las amenazas”, señaló que al parecer “sus mártires no entran en este viaje”.

Etiquetas: Vaticano, Papa Francisco, Iglesia en Irak

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios