Crisis en Brasil: Papa Francisco encomienda el país a la Virgen de Aparecida

Despedida del Papa Francisco en la Base Aérea do Galeão Río 2013_Flickr Jornada Mundiale da Juventude (CC BY-NC-SA 2.0)
Despedida del Papa Francisco en la Base Aérea do Galeão Río 2013_Flickr Jornada Mundiale da Juventude (CC BY-NC-SA 2.0)

RÍO DE JANEIRO, 11 May. 16 / 05:53 pm (ACI).- Al final de la Catequesis de la Audiencia General de hoy miércoles, el Papa Francisco dirigió unas palabras a los brasileños, cuya nación enfrenta actualmente una grave crisis política, y los encomendó a la protección de Nuestra Señora de Aparecida, Patrona de Brasil.

“Al saludarlos, peregrinos brasileños, mi pensamiento se dirige a su amada nación. En estos días dónde nos preparamos para Pentecostés, le pido al Señor que derrame abundantemente los dones de su Espíritu Santo, en estos momentos de dificultad”, expresó el Pontífice.

El Santo Padre también pidió que “el país camine por las sendas de la armonía y de la paz con la ayuda de la oración y del diálogo”.

“Que la proximidad de Nuestra Señora de Aparecida- que como una buena madre jamás abandona a sus hijos- sea defensa y guía en el camino”, añadió el Santo Padre.

Por su parte, el Arzobispo de Río de Janeiro, Cardenal Orani João Tempesta, indicó que el Papa Francisco está enterado de la difícil situación que Brasil atraviesa actualmente y que reza por el pueblo brasileño.

La semana pasada el Cardenal Tempesta asistió a la Audiencia General y conversó con el Pontífice sobre la situación de Brasil.

“Hablé con el Santo Padre y le pedí que rece por nuestro país, Brasil, en este momento delicado de su vida. Y él me dijo que está preocupado y que reza por nuestro país”, dijo en una entrevista concedida a Radio Vaticano.

Hoy el Senado brasileño dio inicio a la votación de admisibilidad para el proceso de “impeachment” (el proceso de destitución) de la Presidenta Dilma Rousseff. Se espera que la sesión se extienda hasta la noche.

Si 54 de los 81 senadores votan a favor el proceso será oficialmente instaurado, la Presidenta dejaría el Palacio de Planalto y podría ser suspendida hasta un máximo de 180 días. Su cargo sería asumido durante ese periodo por el vicepresidente Michel Temer.

Además, se dará paso al juicio político para destituirla definitivamente y no podrá postular para ningún cargo público durante ocho años.

Si no hay mayoría, el proceso será archivado y Dilma Rousseff permanecerá en la presidencia de Brasil.

Traducido por María Ximena Rondón. Publicado originalmente en ACI Digital.

También te puede interesar:

Etiquetas: Brasil, Papa Francisco, Obispos de Brasil, Cardenal Orani Joao Tempesta, Crisis en Brasil

Comentarios