2 de junio de 2020 1:20 pm

Courage responde a propuesta de Iglesia en Austria para bendecir parejas homosexuales

Redacción ACI Prensa

Courage responde a propuesta de Iglesia en Austria para bendecir parejas homosexuales

El P. Philip Bochanski, director de Courage, un apostolado católico para hombres y mujeres con atracción del mismo sexo, afirmó que la bendición de parejas homosexuales en la Iglesia Católica solo oscurecería el conocimiento de lo que es importante y bueno en estas personas.

“Necesitamos tener la esperanza de que, algunos o tal vez muchos de quienes proponen cosas como bendecir litúrgicamente parejas del mismo sexo, están motivados por buenas intenciones. Quieren que nadie se sienta excluido en la Iglesia y buscan formas de honrar y reconocer a los miembros de una parroquia en ceremonias públicas”, dijo el sacerdote a CNA, agencia en inglés del Grupo ACI.

“Sugerir que sin una relación sexual reconocida (matrimonio o algo similar), esperamos que la gente viva una vida solitaria o sin amor, no reconoce el hecho de que hay muchos tipos de amor: caridad, afecto, amistad, solo por mencionar algunos, que son amores reales y vitales por sí mismos y no premios consuelo para las personas que no están casadas. Apreciamos menos el amor, y no más, cuando insistimos en uniones del mismo sexo”, resaltó el sacerdote.

El P. Bochanski hizo estas declaraciones tras conocer que el comité de liturgia del Episcopado austríaco publicó recientemente un libro en el que se propone una bendición oficial para parejas homosexuales, una práctica que iría más allá de las bendiciones que ya se hacen en la Catedral de Viena y que sería contraria a la enseñanza de la Iglesia Católica.

El texto de la comisión presidida por el Arzobispo de Salzburgo, Mons. Franz Lackner, incluye aportes de teólogos de habla alemana y una sección litúrgica en la que aparece una sugerencia sobre la forma en que se bendeciría a una pareja homosexual en una iglesia, resaltando la “fidelidad y exclusividad” de la relación.

El título del libro es “Bendición de parejas del mismo sexo” y uno de sus principales autores es el P. Ewald Volgger, director del Instituto de Estudios Litúrgicos y Teología Sacramental en la Universidad Privada de Linz.

El P. Bochansi resaltó que la Iglesia debe decir la verdad por amor a ellos (los homosexuales) para que vivan una amistad casta en plenitud en vez de una relación sexual en la que faltan elementos esenciales de su significado o propósito. No es fácil tener esa conversación, pero es una invitación a un amor profundo y auténtico, y no una imposición que restringe la libertad o la plenitud de alguien”.

El P. Volgger ha dicho que la bendición que se propone en Austria expresaría las obligaciones de “fidelidad y exclusividad” de las parejas homosexuales.

Al respecto el P. Bochanski dijo que “la fidelidad para toda la vida y la exclusividad plena son dos características esenciales de la unión conyugal, es decir, las cualidades que hacen que el matrimonio sea lo que es”, junto con la complementariedad y la apertura a la procreación.

Con estas cuatro características “se tiene una relación íntima de acuerdo al plan de Dios”. “Si falta alguna de las cuatro, entonces esa relación esta fuera del plan de Dios, es inmoral”, precisó.

“Decirle a las personas con atracción del mismo sexo que deben buscar una relación permanente y exclusiva basada en el eros y no tener relaciones sexuales es irreal. Y decirles que en esa búsqueda ellos pueden y deben tener relaciones que por su naturaleza excluyen la complementariedad y la procreación es inmoral”, dijo el director de Courage.

“Encontramos nuestra plenitud siguiendo el plan de Dios para nuestra vida. La clara enseñanza de la Iglesia es que la intimidad sexual entre personas del mismo sexo es siempre inmoral. Decirles a nuestros hermanos y hermanas que tienen atracción del mismo sexo que la forma de encontrar felicidad y plenitud, en este mundo y para la vida eterna, es buscar una relación contraria al plan de Dios, es una mentira peligrosa”.

El P. Bochanski dijo que en vez de bendecir parejas homosexuales, los católicos deben acompañar y escuchar “sus historias. El Papa Francisco dice que ‘tenemos que acompañarlos comenzando por su situación’ y que cuando acogemos a la gente con misericordia y voluntad, el Espíritu Santo nos inspira a decir lo correcto”.

“Tenemos que invitar a las personas a hablar con franqueza sobre lo que entiende de la enseñanza moral de la Iglesia, ya sea que la vivan o no, y lo que se les hace fácil o difícil de eso. De esa manera podemos comenzar un diálogo a largo plazo en el que podemos acompañarlos, paso a paso, a comprender la enseñanza más claramente y abrazarla más plenamente”.

El sacerdote resaltó también que en esta tarea quienes viven el celibato tienen un rol particular ya que deben “testimoniar con nuestras palabras y vidas la alegría que encontramos al sacrificar un tipo de relación –la sexual íntima del matrimonio– para tener relaciones de amistad, familiares y con los parroquianos”.

Es necesario, además, que “seamos célibes alegres y fieles que puedan dar un poderoso testimonio y alentar a quienes están llamados a abrazar la castidad en la forma de una vida soltera intencional”.

Tras recordar que la moral sexual de la Iglesia se basa en las Escrituras y en la naturaleza de la persona humana, el P. Bochanski lamentó que haya prelados alemanes que “hablen como si la enseñanza de la Iglesia deba cambiar. Por el contrario, la enseñanza que es parte de la Palabra de Dios revelado y que es consistentemente enseñada por el Magisterio de la Iglesia debe considerarse infalible y tiene que ser aceptada”.

El director de Courage concluyó citando un pasaje de la “Carta a los obispos de la Iglesia Católica sobre la atención pastoral a las personas homosexuales” que la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó el 1 de octubre de 1986, cuando era prefecto del dicasterio el Cardenal Joseph Ratzinger, hoy Papa Emérito Benedicto XVI.

En ella se afirma, entre otras cosas que “todo alejamiento de la enseñanza de la Iglesia, o el silencio acerca de ella, so pretexto de ofrecer un cuidado pastoral, no constituye una forma de auténtica atención ni de pastoral válida”.

“Solo lo que es verdadero puede finalmente ser también pastoral. Cuando no se tiene presente la posición de la Iglesia se impide que los hombres y las mujeres homosexuales reciban aquella atención que necesitan y a la que tienen derecho”, agrega el texto

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA

Etiquetas: Uniones homosexuales, lobby gay, Courage, gays, Parejas homosexuales, uniones del mismo sexo

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios