4 de junio de 2020 - 10:13 PM

Coronavirus: Un misionero salesiano explica cómo ayuda la Iglesia en Ghana

Redacción ACI Prensa

P. Nicola Ciarapica en Ghana. Crédito: Salesianos
P. Nicola Ciarapica en Ghana. Crédito: Salesianos

El P. Nicola Ciarapica, misionero salesiano en Ghana, explica la gran labor de la Iglesia en el país africano para hacer frente a la pandemia del coronavirus, donde hay 8.885 casos y 38 muertos.

“Las megalópolis más infectadas [Accra, Kumasi, Kasoa] han sido declaradas por el presidente Akufo-Addo como ‘zonas rojas’ por tres semanas y se han cerrado los límites hasta una fecha por definir”, dijo el sacerdote italiano que sirve en Sunyani, capital de la región de Brong-Ahafo.

En Ghana aún hay dos regiones en donde no hay casos y el Gobierno anunciará el viernes 5 de junio una serie de flexibilizaciones de las medidas de seguridad para restablecer las actividades, como el reinicio del culto respetando las medidas de distanciamiento social.

Entre otras medidas, las escuelas públicas y privadas se mantienen cerradas y solo podrán asistir los alumnos del último año, en grupos no mayores a 100 personas.

Sobre el papel de la Iglesia, el sacerdote dijo que “los obispos han invitado a seguir celebrando Misa en los templos pero con no más de cinco personas, y para las Misas dominicales se propone transmitirlas en directo para que pueda ser seguida por radio y televisión”.

“Hay algunos casos originales de párrocos, donde no llega la radio, que han instalado altoparlantes en algunos puntos de sus pueblos, conectados vía celular desde la parroquia”, comentó.

El P. Ciarapica dijo luego que “muchas diócesis a través de Cáritas y también en colaboración con organizaciones no gubernamentales están instruyendo a la población sobre diversos comportamientos y precauciones a tomar para prevenir el contagio, colaborar la desinfección de ambientes, hacer cursos para enseñar a preparar limpiadores, jabones, mascarillas”.

El misionero explicó además que los párrocos siguen en contacto con sus fieles a través del teléfono y las redes sociales. “En los lugares donde la cuarentena no es total, puede recibirlos en sus oficinas parroquiales o van a visitar enfermos en los hospitales y a las familias”, precisó.

También se prosigue la formación sobre la migración irregular, algo “clave para crear una cultura de la planificación del propio recorrido educativo-profesional” y “con la ayuda de benefactores hemos distribuido a las familias más pobres insumos para la agricultura como semillas y fertilizantes”.

El sacerdote, que dijo que la Iglesia mantiene abiertas capillas para la adoración del Santísimo, también se refirió al “nuevo modo de existencia”.

“Como padre, comparto con simplicidad un nuevo modo de existencia, un fuerte reclamo para vivir la Misa como el corazón de la vida, una ‘soledad creativa’ que no es lejanía sino que crea una ‘comunión mística’ con las personas enfermas, con quienes mueren solos, con todos aquellos que están en primera línea, que se hacen disponibles para que no falten los servicios básicos y con las familias”.

“Somos así facilitadores de la solidaridad con los más necesitados y vulnerables, y tenemos un impulso para adaptar la pastoral a las circunstancias”, concluyó.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en ACI Stampa

Etiquetas: Iglesia, África, Salesianos, Ghana, coronavirus

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios