22 de junio de 2018 3:28 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 25 de junio de 2018 9:16 pm

Conozca el milagro que permitirá a Paraguay tener su primera beata

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Liz Marlene Gonzalez, madre de Angel Ramon y Blanca Duarte / Foto: Organización Beatificación Chiquitunga
Liz Marlene Gonzalez, madre de Angel Ramon y Blanca Duarte / Foto: Organización Beatificación Chiquitunga

El jueves 15 de agosto de 2002 Ángel Ramón Duarte nació sin signos vitales, pero gracias a la intercesión de María Felicia de Jesús Sacramentado, más conocida como Chiquitunga, el recién nacido recuperó la vida y mañana sábado, con 15 años, asistirá a la ceremonia de beatificación de la religiosa paraguaya.

Ángel Ramón nació sin signos vitales en el Hospital Regional de San Pedro de Ycuamandyyu. Al ver el triste acontecimiento la médico- obstetra, Blanca Duarte, encomendó al pequeño a la Venerable Chiquitunga.

La doctora Duarte explicó a Canal C9N que Ángel Ramón tenía 10 meses de gestación y esto lo ponía en grave peligro debido al estado de madurez de su cuerpo.

“Yo pedí a ‘Chiqui’ su intersección, pedí misericordia por sus padres sordos-mudos y que pudieran tenerlo (a su hijo) entre sus brazos. Yo no sabía cómo iba a explicar a sus padres que su hijo había nacido sin vida”, dijo la doctora.

Luego de 20 minutos, cuando todos los médicos se dieron por vencidos, “el bebé dio una profunda respiración y su corazón empezó a latir con todo su ritmo. Tomé conciencia que este bebé estaba con vida por intersección de Chiqui”, agregó.

Con los años, la médico forjó un fuerte lazo con Ángel Ramón y su familia. Lo recibió en sus controles y compartió muchos cumpleaños.

Hoy Ángel Ramón tiene 15 años y cursa el primer año de secundaria en el Colegio Nacional Profesora Elsa Jacinta Masi. Cuando termine la escuela, quiere estudiar medicina.

Proviene de una familia muy humilde y más de una vez no tuvieron qué comer. Su padre falleció cuando él tenía tres años y su madre, Liz Marlene González, trabaja en Asunción mientras el joven se queda con su abuela Beatriz Peralta, enferma de cáncer, en San Pedro de Ycuamandyyu.

Debido al milagro, toda la familia es devota de la querida Chiquitunga. Ángel Ramón le reza antes de dormir y al levantarse. La considera su mamá “porque gracias a ella estoy vivo”, manifestó el joven al diario Última Hora.

El 1 de junio de 2017 la junta médica del Vaticano comprobó la intercesión de Chiquitunga en la curación milagrosa de Ángel Ramón, quien podrá asistir a la ceremonia gracias a una donación que le permitió adquirir los pasajes para ir a Asunción.

Breve biografía

María Felicia Guggiari Echeverría nació en Villarrica el 12 de enero de 1925. Desde los 14 años se dedicó intensamente a la oración y al apostolado en la Acción Católica de Paraguay.

En ese periodo impartió la catequesis a niños, jóvenes trabajadores, universitarios con problemas, pobres, enfermos y ancianos.

El 14 de agosto de 1955, con 30 años de edad, respondió al llamado de Dios e ingresó a la vida contemplativa en la Orden de las Carmelitas Descalzas. Pasó a llamarse María Felicia de Jesús Sacramentado.

A los 34 años contrajo hepatitis y el 28 de marzo de 1959, un domingo de Pascua, falleció.

Las últimas palabras de la Chiquitunga fueron: “Papito querido, ¡qué feliz soy! ¡Qué grande es la religión católica! ¡Qué dicha el encuentro con mi Jesús! ¡Soy muy feliz!", y “Jesús te amo. ¡Que dulce encuentro! ¡Virgen María!”.

En 2010 fue declarada venerable por Benedicto XVI.

Etiquetas: Paraguay, Iglesia en Paraguay, Chiquitunga, beata

Comentarios