Entre las diferentes fuentes y esculturas, los Jardines Vaticanos cuentan también con varias advocaciones marianas, entre ellas, una estatua de San Juan Diego con la Virgen de Guadalupe plasmada en su delantal.

La memoria litúrgica del santo mexicano Juan Diego se celebra cada 9 de diciembre.

La escultura del santo indígena mexicano es una estatua de mármol blanco que representa al entonces Arzobispo Fray Juan de Zumárraga delante de San Juan Diego que le muestra la imagen de la Virgen de Guadalupe impresa a colores en su tilma.

Esta escultura de la Virgen de Guadalupe con San Juan Diego fue instalada el 14 de octubre de 1939 y a lo largo de los años los Pontífices, junto a muchos peregrinos y devotos guadalupanos han rezado ante esta imagen mariana.

 

Más en Vaticano

 

Además, las personas que visitan los bellos jardines del Vaticano pueden venerar también a la Virgen de Lourdes que está colocada dentro de una reproducción exacta de la Gruta en la que apareció en Francia.

Por su parte, el Papa Pío XI designó a Santa Teresa de Lisieux como “Santa Guardiana de los Jardines” en 1927.

En julio de 2013, el Papa Francisco bendijo un nuevo monumento de San Miguel Arcángel, protector de la Iglesia Universal y patrono del Estado de la Ciudad del Vaticano, en la plaza de la Gobernación de los Jardines Vaticanos.

Durante la inauguración de la gran estatua el Papa Francisco consagró también el Estado de la Ciudad del Vaticano a San José y a San Miguel Arcángel. En la ceremonia participó también el Papa Emérito, Benedicto XVI.

(El artículo continúa después)