3 de diciembre de 2019 1:46 pm | ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN 4 de diciembre de 2019 1:57 pm

Conoce esta congregación formada solo por religiosas con discapacidad visual

Redacción ACI Prensa

Hijas de Jesús Rey. Crédito: Hijas de Jesús Rey.
Hijas de Jesús Rey. Crédito: Hijas de Jesús Rey.

Las Hijas de Jesús Rey es una congregación para religiosas con discapacidad visual, actualmente hay 8 religiosas, pero llegaron a ser muchas más y son una muestra de que cuando el Señor llama no hay barreras que no se puedan superar.

Sor Lorena Logrono, superiora de las Hijas de Jesús Rey explicó a ACI Prensa que el origen de la congregación está en la de las Pobres Hijas de San Cayetano, que fundó el Beato Giovanni Maria Boccardo hace 135 años.

“Cuando el Beato Giovanni Maria Boccardo se enfermó, dejó la Congregación de las Pobres Hijas de San Cayetano en manos de su hermano Luigi, que también fue nombrado responsable del instituto de chicas ciegas de Turín. Allí una joven le pidió al Beato Luigi Boccardo ser religiosa, pero no podía porque era ciega. Tiempo después él recibió la inspiración de fundar una congregación para personas ciegas, que tuviera el carisma de las Pobres Hijas de San Cayetano pero dedicadas a la contemplación. Y ahí, en 1932, nació la rama contemplativa Hijas de Jesús Rey”, explicó la religiosa.

Sor Lorena, que sí ve, pertenece a la Congregación de las Pobres Hijas de San Cayetano y es la superiora de las Hijas de Jesús Rey en Turín (Italia).

“Las Hijas de Jesús Rey siempre han tenido la asistencia de una hermana que sí ve, más para cuestiones prácticas, como por ejemplo si tienen que salir para ir al médico, pero dentro del convento está todo adaptado y ellas son totalmente independientes”, precisa sor Lorena.

Actualmente la Congregación Hijas de Jesús Rey está formada por ocho religiosas que tienen entre 38 y 100 años.

Sor Maria Patrizia Speculato es una de las Hijas de Jesús Rey, tiene 69 años y entró con 21 a la congregación. “Había estudiado Fisioterapia en Florencia, en el instituto para personas no videntes y allí conocí la congregación. Yo había sentido desde pequeña la llamada del Señor y aunque durante un tiempo me aparté, cuando terminé de estudiar vi que el Señor volvía a llamarme. Y suscitó de nuevo el deseo de consagrarme a Él. Eso me hizo ser capaz de superar todas las dificultades para entrar, como dejar a mi familia que es de Nápoles e ir a vivir a Turín. Cuando se tiene vocación se hace todo lo que sea necesario para seguirla”.

Según explica sor María Patrizia su carisma es “ofrecer la vida de oración y sacrificio por el Santo Padre, por los sacerdotes y su santificación, y por la conservación y difusión de la fe”.

Rezan la Liturgia de las Horas completa porque la tienen traducido al Braille, así como otros muchos libros de espiritualidad. También realizan una hora de adoración cada día; meditan una hora por la mañana y media por la tarde; rezan el Rosario y participan en la Santa Misa. Todo para “estar más unidas al Señor durante la jornada, porque nuestra vida es crecer en la intimidad con Cristo”, precisa.

Además indica que no necesitan utilizar el bastón para caminar dentro del convento porque “conocemos perfectamente todos los rincones y no nos hace falta” .

Las Hijas de Jesús Rey junto con las Hermanas Sacramentinas de Don Orione son las dos únicas congregaciones religiosas que aceptan mujeres con discapacidad visual.

Más información sobre las Hijas de Jesús Rey AQUÍ

Etiquetas: Iglesia, Religiosas, discapacidad, vida religiosa, personas con discapacidad, ciegas

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios