25 de enero de 2022 - 6:45 PM

Conoce a los brasileños que el Papa Francisco nombró ministros de catequesis

Redacción ACI Prensa

Regina de Sousa y Wanderson Saavedra. Crédito: Regina de Sousa.
Regina de Sousa y Wanderson Saavedra. Crédito: Regina de Sousa.

El Papa Francisco instituyó por primera vez los ministerios de lector y catequista a hombres y mujeres laicos de todo el mundo, entre ellos dos brasileños que llevan 11 años formando a las nuevas generaciones en la fe católica.

El domingo 23 de enero, con motivo del Domingo de la Palabra de Dios, el Papa Francisco celebró una Misa en la Basílica de San Pedro del Vaticano donde otorgó por primera vez a 16 fieles el ministerio del lectorado y del catequista.

Cabe recordar que el 11 de mayo de 2021, el Papa Francisco instituyó el ministerio laical de catequista con la carta apostólica en forma Motu Proprio “Antiquum ministerium” (antiguo ministerio). Además, solicitó elaborar un itinerario de formación, describir los criterios normativos para acceder al ministerio y publicar el rito de institución de tal ministerio laical.

En total, recibieron el ministerio laical del catequista ocho personas- cinco mujeres y tres hombres- procedentes de Brasil, Perú, Kumasi, Ghana, Polonia, España.

Los dos catequistas de Brasil son Regina de Sousa Silva y Wanderson Saavedra Correia, ambos fieles de la Diócesis de Luziania, Estado de Goiás, donde desde hace 11 años, cada uno desde su propia parroquia, trabajan para formar en la fe católica a las nuevas generaciones.

Saavedra es catequista en la Parroquia de Nuestra Señora Aparecida, en el municipio de Luziania, y es miembro de la Comisión de Animación Bíblico-Catequética, de la Regional Centro-Oeste de la Conferencia Episcopal Brasileña (CNBB). Mientras que Regina es catequista en la Parroquia Nuestra Señora de Fátima, en el municipio de Valparaíso de Goiás.

En declaraciones a ACI Digital -agencia del Grupo ACI- los nuevos ministros dijeron que la ceremonia fue un momento de “mucha alegría y emoción”, en el que recordaron “a todos los catequistas de Brasil”.

“Es una alegría inmensa. Fue un sentimiento verdaderamente inexplicable, un momento único en la vida. Ese cariño que tiene el Papa Francisco por la catequesis, de honrarnos con este ministerio, fue algo que no se puede explicar. Es solo gratitud”, dijo Wanderson.

“Si pudiéramos, nos habría gustado llevar a todos los catequistas de Brasil, pero como no pudimos, los trajimos en el corazón y, cuando recibimos el ministerio, pensamos en todos y pedimos ánimo en este camino”, dijo Regina.

Wanderson también recordó que la fecha que el Papa Francisco eligió para instituirles el ministerio laical del catequista es “muy representativa”, porque el Domingo de la Palabra recuerda que “el catequista tiene que llevar el Evangelio a todos”. 

“Entonces no creo que haya un día más oportuno que este para mostrar la importancia de la Palabra. Ser instituido en este día es una gracia y muestra realmente nuestra misión como catequistas”, agregó.

Para Wanderson y Regina la ceremonia fue emocionante de principio a fin.

Antes de la homilía del Papa Francisco, un diácono leyó los nombres de cada uno de los candidatos y cada uno respondió “Eccomi”, que significa “Aquí estoy”. 

En su homilía, el Papa Francisco animó a los candidatos al ministerio de catequistas a “vivir más intensamente el espíritu apostólico, siguiendo el ejemplo de los hombres y mujeres que ayudaron a San Pablo y a los demás apóstoles en la difusión del Evangelio”. 

También les recordó que “su ministerio está siempre enraizado en una profunda vida de oración, edificada sobre la sana doctrina y animada por verdadero entusiasmo apostólico”.

Tras la homilía, el Santo Padre presidió el rito de institución de los ministerios. Los nuevos ministros lectores recibieron una Biblia, y los nuevos ministros catequistas recibieron un crucifijo de plata que reproduce la cruz pastoral utilizada por los Papas San Pablo VI y San Juan Pablo II.

Después, los candidatos se arrodillaron ante el Pontífice, quien los bendijo diciéndoles: “Recibe este signo de nuestra fe, cátedra de la verdad y caridad de Cristo: proclamen con su vida, obras y palabras”. Luego, los llamó a “vivir plenamente su Bautismo, colaborando con los pastores en las diversas formas de apostolado para la construcción de su Reino”.

Regina dijo a ACI Digital que en el momento en que recibió la cruz de manos del Papa Francisco, pensó “en todos los catequistas”, y en especial “en todas nuestras luchas, porque no es un ministerio fácil”. 

“Sentí tanto amor por esa cruz que la apreté contra mi pecho y comencé a llorar. Le pedí a Dios que nos dé fuerzas, que el Espíritu Santo siga obrando en nosotros para que podamos llevar el nombre de Jesús a todas las personas”, agregó.

Wanderson dijo que si bien la cruz “es un poco pesada”, al tenerla en sus manos sintió “la ligereza de todo el camino y de todo lo que he pasado”.  Además, aseguró que recibir el ministerio del Papa “siempre fortalecerá nuestro caminar”.

Finalmente, ambos relataron con emoción que cuando estuvieron frente al Papa Francisco le pudieron decir unas cuantas palabras.

“Papá, los catequistas de Brasil te mandan un abrazo”, le dijo Wanderson. “Todos los catequistas de Brasil te quieren mucho”, le dijo Regina.

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente en ACI Digital.

Etiquetas: Brasil, Iglesia en Brasil, El Papa Francisco, Catequista, Domingo de la Palabra, testimonio católico, ministerio, ministerio laical del catequista

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios