22 de enero de 2019 8:21 pm

Condenan a dos líderes de grupo pastoral por abuso sexual de menores

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Foto: Pixabay (Dominio Público)
Imagen referencial / Foto: Pixabay (Dominio Público)

El Obispado de Rancagua (Chile) expresó su solidaridad con las víctimas de abusos sexuales de dos psicólogos que dirigían un grupo pastoral en la parroquia San José Obrero y que fueron condenados por la justicia civil.

En septiembre de 2016, cinco jóvenes del grupo pastoral “Revive” de la parroquia San José Obrero denunciaron en el programa de televisión Informe Especial de TVN, los abusos sexuales cometidos por los dos líderes Víctor López Orrego, profesor de religión y ética y laico consagrado del Instituto Secular Oblatos Diocesanos; y Eduardo Rojas González, diácono permanente. 

De esa comunidad pastoral, ambos crearon un grupo predilecto conocido como “hijitos”, donde López agrupaba a los hombres y Rojas a las mujeres. 

Tras la denuncia pública, los psicólogos López y Rojas fueron detenidos para iniciar la investigación por presunto abuso sexual de menores que se habrían cometido entre el 2002 y 2013. 

El 21 de enero de 2019 el Tribunal Oral en lo Penal de Rancagua sentenció a dos penas de cinco años y un día a Víctor López por diez delitos de connotación sexual. En otros dos casos fue absuelto.

En tanto, el diácono Eduardo Rojas que aceptó un juicio abreviado y pasó un año y medio en prisión preventiva, fue condenado hace tres meses a cinco años de libertad vigilada por violencia contra algunas mujeres del grupo.

En un comunicado publicado este 22 de enero, el Obispado de Rancagua rechazó todo delito al interior de la vida pastoral, se solidarizó con el dolor de las víctimas y ofreció su disposición a acogerlas y escucharlas.

El Obispado aseguró que desde que se dieron a conocer los hechos se puso a disposición de la fiscalía para esclarecer este caso.

Agregó que la investigación previa al diácono Eduardo Rojas se encuentra en etapa de elaboración del informe final para luego ser enviada a la Congregación para la Doctrina de la Fe.

También se enviará la información reciente sobre Víctor López para que el instituto al que pertenece adopte las medidas disciplinarias y penales pertinentes. 

“La Iglesia de Rancagua ha estado trabajando, y seguirá haciéndolo, para erradicar todo tipo de abusos, de manera que en el ámbito eclesial se creen ambientes sanos y seguros para todos, especialmente, para los niños y jóvenes”, señala el comunicado. 

Por último, el Obispado de Rancagua solicitó oración y “actitud decidida” para denunciar las situaciones abusivas que puedan presentarse en las comunidades a través del e-mail [email protected]

Etiquetas: Chile, Abusos sexuales, víctimas de abusos, Crisis de la Iglesia en Chile, Diócesis de Rancagua

Comentarios