4 de junio de 2021 - 8:07 PM

Con su bicicleta este sacerdote ofrece confesiones a domicilio

POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa

P. Paul Rivas. Crédito: Facebook Pbro. Paul Rivas
P. Paul Rivas. Crédito: Facebook Pbro. Paul Rivas

El P. Paul Rivas Alfaro tiene 32 años y sirve en la Diócesis de Carabayllo, en la zona norte de Lima (Perú). Como no tiene auto aprovecha la bicicleta que le regalaron hace poco para visitar las casas de los fieles y ofrecer confesarlos y administrarles otros sacramentos como la Eucaristía y la Unción de los enfermos.

El sacerdote fue ordenado el 28 de octubre de 2019, el día en que la Iglesia en el Perú celebra al Señor de los Milagros, la devoción católica más importante del país.

“Me regalaron la bicicleta por una cuestión de salud porque tengo el colesterol alto, pero me preguntaba cómo podría usarla para ayudar a mis fieles. Entonces hago las confesiones ‘delivery’ porque, aunque tenemos Misas presenciales, son muy pocas las personas que vienen”, explicó el sacerdote a ACI Prensa este 3 de junio.

El sacerdote, que es vicario en la parroquia San Conrado en la urbanización Pro en Carabayllo, una zona donde hay también muchas necesidades materiales, dijo que con su bicicleta “yo voy donde están ellos, voy a buscar a las ovejas. Al día confieso unas cuatro personas que así lo soliciten. También tengo un tiempo en la iglesia y también me doy mi tiempo para mis oraciones”.

El P. Paul dijo a ACI Prensa que esta iniciativa de las confesiones “delivery” nació la semana pasada y ya ha confesado a 32 personas en sus casas, la mayoría ancianos.

“Voy con todos los implementos de bioseguridad. En mi bicicleta voy con las luces necesarias, el casco, el protector facial, las mascarillas, todo eso”, precisó.

El sacerdote contó que también ha impartido en tres ocasiones la Unción de los enfermos y para este sacramento no tiene horario. “No tengo carro y uso la bicicleta. Si alguien me dice ‘mi familiar necesita la unción’, yo voy sin importar la hora”.

Como anécdota, el P. Paul recordó que “un amigo mío, cuando puse el post en mis redes sociales, me pidió que vaya a confesarlo, pero él vive 70 km de mi parroquia, a lo cual yo le respondí que tendría que salir a las 4:00 a.m. para poder ir a confesarlo, un poco largo el viaje, pero para que él se pueda encontrar con Dios y que Dios le absuelva los pecados yo voy a ir”.

El sacerdote diocesano, que ingresó al seminario a los 17 años, también indicó que desde el inicio de la pandemia del coronavirus, que en el Perú ha dejado más de 180 mil fallecidos según los últimos datos oficiales, ha llevado donaciones a quienes más lo necesitan.

“En todo este tiempo de la pandemia he estado asistiendo con ollas comunes en cinco lugares de extrema pobreza, muchas de estas familias viven en situaciones infrahumanas, muchos de ellos carecen de los servicios básicos: no hay luz, agua ni desagüe”, explicó.

“En estos lugares hemos venido realizando diferentes obras para llevarles alimentos. Esto lo hemos realizado con el apoyo de algunos policías voluntarios de la comisaría de mi jurisdicción, con ellos hemos preparado desayuno para llevar a los niños de estas zonas. En la Navidad del 2020 hemos preparado una Navidad para mil niños y este año esperamos llegar al doble”, agregó.

El sacerdote promueve ahora una campaña titulada “Unidos por el Perú”, pues quiere también “unir a mis fieles” en medio de la coyuntura política polarizada ante la segunda vuelta de las elecciones presidenciales que se realizará el domingo 6 de junio y que tiene como contendores a Pedro Castillo de Perú Libre y Keiko Fujimori de Fuerza Popular.

El presbítero escribió recientemente una reflexión en la que “recordé lo que enseña la Iglesia” respecto al marxismo y el comunismo.

“Quien vota por un marxista está afirmando que Dios no existe. Quien vota por el marxismo, luego no puede decir de sí mismo que es un cristiano, porque no ha dado testimonio de esa fe. Lamentablemente nos encontramos en un momento muy difícil, no estamos votando por el bien menor, estamos votando por defender nuestra fe”, alertó.

Para promover su campaña solidaria, que ayudará a familias en cinco zonas necesitadas, el sacerdote indicó en su página de Facebook que “el peruano unido puede hacer grandes cosas. Es momento de unirnos para apoyar a las familias más golpeadas en este tiempo”.

“Necesitamos víveres, medicamentos, implementos de bioseguridad, ropa de invierno y sobre todo que nos ayudes hacer extensiva esta campaña para poder llegar a más personas”, indicó el sacerdote.

La campaña “Unidos por el Perú” va hasta el 26 de julio y para colaborar con donaciones puede llamar al P. Paul al +51 913094783 o ingresar AQUÍ.

Etiquetas: Perú, sacerdote, Eucaristía, Sacramentos, Confesión, Unción de los Enfermos, Covid-19, pandemia, covid

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios