25 de agosto de 2017 5:46 pm

Con liturgia recuerdan siete años de encontrar con vida a los 33 mineros en Chile

POR GISELLE VARGAS | ACI Prensa

Conmemoración 33 mineros de San José / Foto: Obispado de Copiapó
Conmemoración 33 mineros de San José / Foto: Obispado de Copiapó

Con una liturgia realizada por el Obispo de Copiapó (Chile), Mons. Celestino Aós, se conmemoró el séptimo aniversario de aquel 22 de agosto de 2010, día en que el mundo se enteraba que los 33 mineros atrapados a 720 metros de profundidad en la Mina San José, estaban con vida.

El accidente del 5 de agosto de 2010 dejó atrapados a 33 mineros. Luego de 70 días de ardua búsqueda, de una angustiosa espera por parte de las familias y de la expectativa nacional e internacional, fueron rescatados uno por uno en la cápsula “Fénix” hecha especialmente para la ocasión.

Desde el accidente transcurrieron 17 días antes de que los expertos en rescate se comunicaron con los obreros quienes enviaron un mensaje a la superficie que decía: “Estamos bien en el refugio los 33”, escrito por el minero José Ojeda.

Para celebrar el suceso, la municipalidad de Caldera organizó el Hito de la Fe, acto realizado en el sector de la Mina San José con la presencia de cinco de los 33 mineros, sus familias, autoridades, el Obispado de Copiapó, la iglesia evangélica y comunidades indígenas.

Mons. Aós realizó una liturgia y recordó las palabras que el Papa Francisco dirigió a los mineros en su encuentro en Roma. Les dijo que eran "expertos en solidaridad" al considerar todo lo que tuvieron que afrontar durante los largos días previos a la llegada de la sonda que estableció contacto con el exterior, y luego, a la espera de poder ser rescatados.

Instó a trabajar con esperanza y a ser constructores de un país mejor, y llamó a todos los actores sociales a cumplir sus tareas con responsabilidad y compromiso, para que no se repitan hechos como estos.

El Hito de la Fe comenzó con una dramatización del momento en que se sabe que los mineros están vivos y se les informa a las familias que estaban en el campamento Esperanza.

Luego, Luis Urzúa, minero y jefe de turno del día de la tragedia, compartió su experiencia de fe y sobrevivencia; mientras que Jorge Galleguillos, el minero que actualmente es guía turístico de la mina San José, recordó a las personas que intervinieron en el rescate.

En tanto, la alcaldesa de Caldera, Brunilda González, relató los sentimientos que afloraron en el lugar cuando se supo que los mineros estaban vivos; de la fe y unión entre ellos; de la fortaleza de las familias y el esfuerzo de los responsables para lograr el rescate.

Antes del Hito de la Fe se realizó el pasado 5 de agosto el Hito de la Esperanza, que conmemoró el día del accidente. En esa ocasión, se llevó a cabo la “posta minera” donde 33 deportistas de Caldera recorrieron 1.2 kilómetros y luego subieron al cerro de las banderas, encendieron una luz en cada una de ellas y gritaron los nombres de cada minero.

En esa ocasión, el Obispo de Copiapó manifestó que estas fechas son importantes “porque son fechas de vida, porque son la victoria del tesón. Muchos esperaban que estuvieran vivos pero el amor y la fe los sostuvo para llegar a encontrar ese testimonio, para decir que estaban ‘bien los 33’”.

“Para nosotros es recordar, pero también hacer un compromiso para el futuro: Que nunca más ocurra este tipo de accidente en las minas de nuestro país”, agregó.

El último acto conmemorativo se llamará Hito de la Alegría y se realizará el 13 de octubre, cuando se cumplan siete años del rescate de los mineros desde el yacimiento San José.

También te puede interesar:

Etiquetas: Chile, Liturgia, Fe, Esperanza, Rescate, minería, alegría

Comentarios