El Papa Francisco declaró hoy santos a los papas Juan Pablo II y Juan XXIII, los grandes Pontífices del Concilio Vaticano II. A continuación presentamos la fórmula completa con la que el Santo Padre elevó a los altares a ambos:

“Por honor de la Santísima Trinidad,

exaltación de la fe católica

y el incremento de la vida cristiana,

por la autoridad de Nuestro Señor Jesucristo

y de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, y nuestra

Más en Vaticano

luego de una adecuada deliberación

y tras frecuente oración pidiendo la asistencia divina

y habiendo recibido el consejo de muchos de nuestros hermanos obispos

declaramos y definimos Santos a los Beatos

Juan XXIII

y Juan Pablo II

(El artículo continúa después)

y los inscribimos en el libro de los santos

y establecemos que en toda la Iglesia ambos sean devotamente honrados

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.