24 de setiembre de 2020 - 4:14 PM

Celebran Misa por el Día de la Vida en homenaje a fallecidos por coronavirus

POR HARUMI SUZUKI | ACI Prensa

Mons. Giovanni Piccioli celebrando la Misa por el Día de la Vida. Créditos: Panteón Metropolitano de Guayaquil
Mons. Giovanni Piccioli celebrando la Misa por el Día de la Vida. Créditos: Panteón Metropolitano de Guayaquil

En conmemoración del Día de la Vida, el Panteón Metropolitano de Guayaquil (Ecuador) organizó una Misa especial para dar dar el último adiós a las personas que fallecieron durante la pandemia de coronavirus, donde también se entregó los cuerpos de 11 no nacidos para su sepultura.

Créditos: Panteón Metropolitano de Guayaquil

La Asociación General Latinoamericana de Cementerios y Servicios Funerarios (ALPAR) celebra todos los años el “Día de la Vida” el 20 de septiembre, fecha en la que más de 30 países se unen para celebrar la vida.

La Jefe de Mercadeo de la Dependencia Cementerios, Verónica Vaca, dijo a ACI Prensa que el Panteón Metropolitano ha venido celebrando este día con la Santa Misa y la liberación de globos para que las familias “puedan hacerle llegar sus mensajes a su ser fallecido” que está en el cielo.

Créditos: Panteón Metropolitano de Guayaquil

“Se rinde un homenaje a nuestros seres amados que nos han dejado físicamente pero que siempre vivirán en nuestra memoria, con bellos recuerdos que ahora son tesoros que llevamos en nuestros corazones, donde el amor nunca dejará de crecer”, resaltó.

Este año, el panteón dio un enfoque especial a esta ceremonia, realizando un homenaje en honor a todas las personas que fallecieron durante la pandemia.

La Santa Misa fue presidida por el Obispo Auxiliar de Guayaquil, Mons. Giovanni Piccioli, y contó con la participación de las familias, que tuvieron la oportunidad de despedir a sus seres queridos.

Créditos: Panteón Metropolitano de Guayaquil

Durante la ceremonia, el movimiento “Bebés en los corazones de Jesús y María” de la Arquidiócesis de Guayaquil, en conjunto con la Junta de Beneficencia de la ciudad, realizaron la entrega de 11 pequeños no nacidos a la Parroquia María Madre de los Ceibos.

Verónica indicó que los “nonatos serán cremados e inhumados por la Junta de Beneficencia de Guayaquil, para ofrecerles una cristiana sepultura en el Panteón Metropolitano” el próximo 4 de noviembre en la ceremonia anual en memoria de los no nacidos. 

Créditos: Panteón Metropolitano de Guayaquil

Los pequeños serán enterrados en el pabellón especial  que fue construido por la beneficencia con el apoyo del movimiento “Bebés en los corazones de Jesús y María” y la Arquidiócesis de Guayaquil en el 2019.

“La Arquidiócesis de Guayaquil nos va a acompañar ofreciendo una luz espiritual a las mujeres que no pudieron dar a luz a su hijo, por diversas circunstancias”, agregó Baca.

Créditos: Panteón Metropolitano de Guayaquil

Finalmente, resaltó que la celebración de este día ayuda a recordar que “la vida es un don de Dios y que los seres humanos somos llamados a honrar la vida durante todas las etapas del desarrollo humano desde la concepción, con el fin de afirmar y cultivar la propia dignidad humana”.

“Como gremios de servicios fúnebres, estamos conscientes que una digna sepultura es una manera misericordiosa de honrar la vida dentro de cualquier etapa, y de manifestar la capacidad que tenemos para amar, como esencia del humanismo en sí”, concluyó.

Etiquetas: Ecuador, Guayaquil, fallecidos, Arquidiócesis de Guayaquil, Coronavirus

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Comentarios