29 de julio de 2020 - 3:31 PM

Celebran 100 años de sacerdote misionero salesiano en Cuba

Redacción ACI Prensa

P. Bruno Roccaro. Créditos: Raúl Ernesto Gutiérrez García
P. Bruno Roccaro. Créditos: Raúl Ernesto Gutiérrez García

La Diócesis de Santa Clara (Cuba) celebró recientemente el 100 cumpleaños del sacerdote salesiano Bruno Roccaro, quien además ha desarrollado 50 años de apostolado en la isla.

Los salesianos en Cuba agradecieron al sacerdote por su labor pastoral en la isla con la celebración el 23 de julio con una Santa Misa en la parroquia Nuestra Señora del Carmen a las 8:30 p.m. (hora local).

A través de sus redes sociales, los salesianos aseguraron que el P. Roccaro es un “hombre de Dios. Cubano por derecho propio. Incansable misionero en los caseríos de Guamá en el oriente cubano, amante de las montañas, del arte y la literatura, apasionado de la juventud”.

La Santa Misa por su cumpleaños fue celebrada por el P. Roccaro, quien en su homilía indicó que este aniversario es una acción de gracias para todas las personas que han compartido este camino junto con él y lo han ayudado a llegar hasta donde se encuentra ahora.

“Si yo soy lo que soy, lo poco que he hecho en mi vida, no lo he hecho solo, no es obra mía, sino de los muchos que me han ayudado” y en primer lugar Dios, señaló.

El sacerdote agradeció a su familia, que siempre lo han acompañado durante su vida sacerdotal, a todas las personas de su tierra natal Scorzé (Italia), a los salesianos, gracias a los cuales pudo terminar sus estudios y encontró su camino a la vocación religiosa, y a sus compañeros sacerdotes con los que llevó por muchos años el seminario en Cuba, a donde fue destinado como misionero hace 50 años.

Asimismo, el sacerdote señaló que, en este tiempo, es necesario construir puentes entre los mismos católicos, y pidió a los fieles ser “buscadores de Dios”.

“A mí me cuesta mucho pensar que dos personas de la vida religiosa no puedan estar de acuerdo, que sean enemigos, contrarios”, resaltó.

El P. Roccaro subrayó que la obediencia es esencial en la vida, gracias a la cual el apostolado tiene fecundidad.

“Porque no es lo que escojo, sino hago lo que me dicen, lo que desea la voluntad de Dios”, indicó. Ahí está “no solo la paz, la fecundidad, sino la felicidad también”, agregó.

Finalmente, el sacerdote pidió a los fieles que oren por él para que “cuando Dios quiera, pueda encontrarme con este Dios, con este ser misterioso, que tantas veces he querido conocer en profundidad”.

Breve biografía

El P. Bruno Roccaro nació en Scorzé, Venecia (Italia) el 23 de julio de 1920, es el último de 17 hijos de María Bertolín y Pedro Francisco Roccaro, una familia de origen campesino y de vida sencilla.

En una entrevista realizada por el miembro de la Oficina de Comunicación de los Salesianos de Cuba, Alejandro Satorre Morales, el P. Roccaro indicó que su familia vivía en un “clima de fe” intenso.

“Estábamos muy comprometidos en las actividades pastorales”, agregó.

El sacerdote fue aceptado como alumno externo en un colegio salesiano, al que iba diariamente en bicicleta, por encontrarse a once kilómetros de su casa, y luego de aceptar la propuesta de los superiores, ingresó al noviciado.

En agosto de 1938 realizó sus primeros votos como salesiano y fue ordenado sacerdote el 3 de julio de 1949, en medio de los cambios que el mundo enfrentaba por la Segunda Guerra Mundial.

Fue enviado a sus 50 años como misionero a Cuba, donde se encarga de organizar los estudios de Humanidades y Filosofía. Además, llevó adelante el Seminario San Carlos y San Ambrosio de La Habana por 25 años.

Es recordado por su aporte en la Reflexión Eclesial Cubana (REC) que abrió el camino para el Encuentro Nacional Eclesianal Cubano (ENEC) de 1986.

Puede encontrar la homilía completa AQUÍ.

Etiquetas: Cuba, Iglesia en Cuba, 100 años, salesiano

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios