18 de julio de 2019 1:38 pm

Catedral que fue atacada en Filipinas reabre 6 meses después

Redacción ACI Prensa

Celebración de la Misa en la Catedral de Nuestra Señora del Monte Carmelo en Joló (Filipinas) tras su reconstrucción. Crédito: CBCP News.
Celebración de la Misa en la Catedral de Nuestra Señora del Monte Carmelo en Joló (Filipinas) tras su reconstrucción. Crédito: CBCP News.

En el ataque del pasado enero a la catedral de Nuestra Señora del Monte Carmelo en la ciudad de Joló (Filipinas) murieron 21 personas. Tras seis meses de trabajos, el templo se pudo reabrir al público el 16 de julio, día en el que se celebró la festividad de la Virgen del Carmen.

El 27 de enero la catedral de Nuestra Señora del Monte Carmelo, en la ciudad de Joló en el sur del archipiélago de Filipinas, sufrió uno de los ataques más graves de la historia de este país.

Terroristas suicidas explotaron dos bombas, una dentro de la catedral y, posteriormente, otra en el exterior cuando los fieles intentaban huir. 21 personas murieron y más de 80 fueron heridas.

Cientos de personas acudieron a la primera Misa que se celebró el pasado 16 de julio, tras seis meses de trabajos de reconstrucción y que coincidió precisamente con la festividad de la Virgen del Carmen.

Según informa la Conferencia Episcopal Filipina, el Arzobispo Gabrielle Caccia, Nuncio Apostólico en Filipinas, celebró la Misa junto con el Cardenal Orlando Quevedo; el Arzobispo Romulo Valles, presidente de la Conferencia Episcopal, entre otros obispos y sacerdotes.

En Joló, la comunidad católica son unos 25 mil fieles, mientras que la gran mayoría de la población, 1,7 millones, son musulmanes.

El Arzobispo Angelito Lampon aseguró a la agencia vaticana Fides que “nuestra misión hoy es vivir, predicar y dar testimonio del Evangelio en un ambiente social y cultural de mayoría islámica”.

“Cada día volvemos a poner nuestra vida en las manos de Dios y nos abandonamos a su voluntad, llevando a cabo una misión de diálogo y convivencia pacífica con los fieles de otras religiones. Esta misión de paz se convierte en signo visible de un Evangelio que anuncia y testimonia la paz, la reconciliación y la misericordia”, aseguró Mons. Lampon.

Etiquetas: terrorismo, Obispos de Filipinas, ataque a, terroristas musulmanes, Iglesia en Filipinas

Comentarios