9 de octubre de 2020 - 8:31 PM

Carlo Acutis: ¿Por qué lo aman los jóvenes millenials y de la generación Z?

Redacción ACI Prensa

Carlo Acutis. Foto cortesía: Nicola Gori, postulador de la Causa de Beatificación
Carlo Acutis. Foto cortesía: Nicola Gori, postulador de la Causa de Beatificación

El adolescente Carlo Acutis será beatificado mañana sábado 10 de octubre y esto ha generado un gran interés en muchos jóvenes católicos, pues será el primer millenial en ser conocido oficialmente como un “beato”.

Pese a que los estudios muestran que un número creciente de estadounidenses millenials y de la generación Z no practican ninguna fe religiosa, algunos jóvenes católicos opinaron sobre el “ciberapóstol de la Eucaristía” y dijeron que Carlo, que también era aficionado a los videojuegos, les hace querer acercarse más a Dios.

Carlo Acutis nació el 3 de mayo de 1991 y falleció a los 15 años a causa de la leucemia, el 12 de octubre de 2006. En vida, el joven creó un sitio web sobre los milagros eucarísticos, por la profunda devoción que tuvo al Santísimo hasta su muerte. Además, amaba jugar en su playstation y puede que sea la primera vez que se beatifique o canonice a una persona con esta afición.

En declaraciones a CNA -agencia en inglés del Grupo ACI-, Cecilia Cicone, de 25 años y residente en Delaware (Estados Unidos), dijo que Acutis enseña a los millennials y la generación Z cómo deben vivir sus vidas, y que es un ejemplo concreto de “lo que parece ser la santidad en el siglo XXI”.

“Carlo encarna a lo que parece ser un santo que navega por Internet y juega videojuegos. Él me reta a que examine mi conciencia y diga: ‘Está bien, estoy llamada a ser una santa que también usa Internet’. ¿Lo estoy usando para dar a conocer el amor de Dios?”, dijo.

“Vemos que la santidad puede tener fases incómodas de la escuela secundaria, con polos con cuello camisero y videojuegos. Con la beatificación de Carlo Acutis, por primera vez experimento la paz y alegría de reconocer que yo también puedo ser una santa del siglo XXI. No es algo hipotético nunca más”, precisó.

El P. John LoCoco de la Arquidiócesis de Milwaukee, casi seis meses más joven que Acutis, dijo a CNA que “no le impresionó en absoluto su testimonio” la primera vez que escuchó del joven venerable en 2014.

“Nunca me interesaron mucho las computadoras o los videojuegos, así que nunca me resultó ‘familiar’. Era solo un niño que escribía en un blog sobre la Eucaristía”, dijo el P. LoCoco a CNA.

Sin embargo, con el tiempo la visión del joven sacerdote sobre Acutis empezó a cambiar, y ahora piensa que el adolescente italiano “será un santo incondicional en la era moderna” y que el “sentido honesto y profundamente silencioso que tenía de la presencia de Dios en todas las cosas” es “notable”.

“Creo que lo que he llegado a amar es lo que parece ser la naturaleza muy amable de Carlo”, dijo. “Su preocupación por los que eran molestados en la escuela, por los que tenían padres que se estaban divorciando. Carlo parece tan involucrado emocionalmente en la vida  de las personas”, añadió.

Maria Roberts, una programadora de computadoras de 26 años, está emocionada de que su profesión esté a punto de tener su propio santo patrón, y cree que Acutis es un buen ejemplo de cómo los católicos deben usar el internet.

“Es importante que nosotros como católicos pensemos sobre cómo la tecnología puede ser usada para el bien y para la evangelización, y no como una forma de aprovecharnos de otros o desmoralizar a los jóvenes”, añadió.

Para Roberts, “hay tanto bien por hacer y tanto sufrimiento estos días, que los jóvenes deberían saber que sus talentos pueden usarse para la gloria de Dios en muchas maneras a través de los avances tecnológicos”.

La edad de Acutis también ha sido una especie de llamada de atención espiritual para algunos jóvenes católicos.

“El hecho de que estuviéramos vivos al mismo tiempo y tengamos una edad tan cercana parece resaltar aún más la brecha entre nuestros ‘niveles’ de santidad”, dijo Taylor Hyatt, joven canadiense de 28 años que nació el mismo año que Acutis, a CNA.

“Realmente aprecio su profundo amor por la Eucaristía y su interés en internet. Compartimos esos intereses desde que yo tenía su edad hasta ahora”, dijo Hyatt, y destacó el interés de Acutis en los derechos de las personas con discapacidad, una causa en la que también está involucrada.

El P. Paul, un sacerdote recientemente ordenado en Ontario (Canadá) fue más directo al evaluar su vida en contraste con la de Acutis. “Para mí, personalmente, saber lo santo que era el Beato Carlo me hace sentir una basura. Nací el mismo año que él y cuando era adolescente no era particularmente santo”, dijo.

El sacerdote relató que la semana pasada habló sobre Acutis en una reunión “con nuestro grupo de adultos jóvenes”. “Les mostré la foto de su tumba y más de unas pocas personas comentaron que vestía ropa normal,  jugaba videojuegos y era bueno con las computadoras”, dijo.

Explicó que solía utilizar como ejemplo al beato italiano Pedro Jorge Frassati que falleció a los 24 años en 1925, para que los jóvenes pudieran identificarse, y afirmó que “quizás el Beato Carlo podría ser un mejor ejemplo en estos días por lo contemporáneo que es”.

Para muchos entrevistados por CNA, la “normalidad” de Acutis es lo que lo hace tan interesante. Acutis “es alguien al que podemos mirar y, literalmente, imaginarnos a nosotros mismos. Está enterrado con la ropa que usaba cuando era adolescente”, dijo Alex Treviño de 30 años procedente de Dallas, Texas.

El joven dijo que la beatificación de Acutis muestra a la gente joven “que no necesitas ser un sacerdote, un obispo, o siquiera el Papa para ser santo. Necesitamos ver como Iglesia que la santidad, el Cielo y la vida eterna con Dios es real y alcanzable”, subrayó.

Ani, una joven de 24 años de Texas, describió a Acutis como “un tipo normal que creció como católico como todos lo hacemos, se enfermó como mucha gente y construyó un sitio web para publicar sobre sus intereses particulares como lo hacemos nosotros”.

“Hablamos mucho de la santidad en la vida cotidiana en Schoenstatt, el concepto de hacer las cosas extraordinariamente bien. Siento que Carlo es quizás el primer santo que he visto que tuvo una forma realmente normal, humana y alcanzable de hacer eso”, señaló.

La joven también observó que Acutis “no tuvo ninguna influencia sobrenatural en ningún momento” de su vida, a diferencia de otros santos que murieron jóvenes como Santa Kateri, Santa Teresa o Santa Maria Goretti.

“Sin visiones, sin tilma, sin estigmas. Solo un tipo y su computadora y su amor por Dios. Eso es genial”, concluyó.

Traducido y adaptado por Cynthia Pérez. Publicado originalmente en CNA.

Etiquetas: Estados Unidos, Santidad, beatificación, joven, santo, estigmas, Carlo Acutis, Millenial, santificar el trabajo, jóvenes católicos, joven católico

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios