8 de abril de 2020 - 9:24 AM

Cáritas continúa en primera línea ayudando a los más necesitados

Redacción ACI Prensa

Crédito. Cáritas.
Crédito. Cáritas.

Cáritas ha enviado un comunicado en el que destacan que “el carácter global de la pandemia del coronavirus involucra de lleno al conjunto de la confederación mundial de Cáritas Internationalis, que está trabajando en primera línea para ofrecer respuesta humanitaria al impacto social y sanitario de esta crisis y acompañar a las comunidades más vulnerables”.

Como ha explicado el secretario general de Cáritas Internationalis, Aloysius John, “cada una de las 165 Cáritas nacionales ha implementado proyectos y medidas para apoyar a las poblaciones afectadas por la pandemia y para prevenir la propagación del virus en los países. donde esto todavía está fase incipiente”.

En el comunicado destacan que en muchos países el personal de Cáritas está tomando precauciones para evitar la transmisión del virus y acatar las medidas de aislamiento y prevención impuestas por sus respectivos Gobiernos, pero que “el trabajo de ayuda humanitaria no se ha detenido en ningún caso y está logrando llegar, incluso con una cierta dosis de creatividad, a las personas más vulnerables a las que esta crisis está agravando su situación de gran precariedad”.

Además subrayan que todas las Cáritas Nacionales “están llevando a cabo un seguimiento puntual de la evolución del Covid-19 en sus países y monitorizando el número de infectados, que, a la vista de los datos oficiales disponibles, arrojan, por el momento y de acuerdo a la información que se está compartiendo dentro de la red internacional, tasas moderadas en muchas regiones de África, Asia y América Latina”.

En países como Armenia, Uganda y Ucrania Cáritas ha activado servicios telefónicos de atención y asistencia psicológica.

Sin embargo hay algunos países, como Venezuela donde “la propagación del virus está agravando una situación económica ya desastrosa, la respuesta al coronavirus supone un reto añadido a los voluntarios y el personal local de Cáritas”.

De esta manera subrayan que siguen la consigna “no debemos cerrar, debemos ser creativos”, con la que se está llevando a cabo un esfuerzo adicional de acompañamiento a las familias en situación más vulnerables para hacer seguimiento de sus necesidades para distribuir ayuda a domicilio, cumpliendo todas las medidas sanitarias exigidas, como guantes, tapabocas, aseo de vestimenta y calzado.

Bangladesh es también uno de los países en donde Cáritas está teniendo especial cuidado porque, según precisan, existe un grave riesgo de la extensión de la pandemia especialmente para los 4,4 millones de trabajadores de los talleres textiles, que se ven abocados a una grave vulnerabilidad ya que las principales cadenas textiles han cancelado sus encargos.

También aseguran que otro foco de preocupación de la Cáritas local “está en los campos de refugiados rohingyas en Cox´s Bazar, donde, debido a las instrucciones del Gobierno de Bangladesh y del Comisionado de Socorro y Repatriación de Refugiados (RRRC) para contender la expansión de la pandemia, se han suspendido todas las actividades, excepto los servicios de emergencia humanitaria, que Cáritas sigue desarrollando dentro de los campos”.

Cáritas India suministró más de 72.000 botellas de desinfectante, más de 4 millones de mascarillas y 64.000 kits de higiene personal. Mientras que en Filipinas el objetivo prioritario es “continuar ayudando a las comunidades en situación más precaria. Para ello, Cáritas ha creado las "estaciones de amabilidad", donde se distribuye ayuda alimentaria a las personas más pobres”.

Además destacan que el trabajo de sensibilización que realiza la red Cáritas es muy importante para informar, especialmente a las personas vulnerables, sobre cómo prevenir la infección. Y su vasta red de organizaciones de base en todo el mundo ayuda a transmitir el mensaje incluso a las comunidades más aisladas”.

En el comunicado también aseguran que en Tierra Santa, Cáritas Jerusalén ha alertado de los efectos que el coronavirus puede causan en Gaza y Cisjordania, sometidas ya de por sí a unas condiciones de gran precariedad derivadas de las limitaciones de acceso impuestas por Israel.

Por eso Caritas Jerusalén ha hecho aprovisionamiento de ayuda humanitaria para apoyar durante la crisis a 420 familias necesitadas en Cisjordania, además de participar en las reuniones de coordinación convocadas por el Ministerio de Salud en Gaza para planificar una acción conjunta ante la eventual propagación del Covid-19 en la Franja.

Ante esta situación Cáritas Internationalis hizo un llamamiento “en este momento particularmente grave” para centrar la atención “en los países más pobres y en desarrollo, donde la propagación de la pandemia podría tener consecuencias catastróficas que las que estamos presenciado entre nosotros. Para ello, es fundamental que la ayuda internacional no se detenga”.

Según alertó Aloysius John, "esta crisis está afectando principalmente a Europa y otros países occidentales, pero no debemos perder de vista a los países pobres que podrían estar más indefensos y necesitan solidaridad global".

Al mismo tiempo, Cáritas Internationalis insta a no olvidar a las personas más vulnerables que viven en todos los países, especialmente los migrantes, refugiados y solicitantes de asilo que corren un mayor riesgo de contagio debido a las condiciones en que viven. Por eso, Cáritas solicita a las autoridades locales que garanticen su acceso a los servicios básicos, independientemente de su estado legal.

“En definitiva,  todos debemos aprender una lección importante de esta trágica pandemia, ahora que sabemos lo que significa temer a la muerte o perder a nuestros seres queridos. Como nos dijo el Santo Padre la semana pasada, el Covid-19 también debe sacar lo mejor de nosotros. Debe sacar nuestra humanidad, porque todos somos seres humanos y debemos vivir en solidaridad como una sola comunidad humana", afirma el secretario general de Cáritas Internationalis.

Acción de Cáritas España

En concreto, la acción de Cáritas Española no se limita a este país sino que alcanza también a aquellos países donde se apoyan proyectos de cooperación fraterna con las Cáritas locales.

Por eso se han lanzado cinco proyectos de ayuda para reforzar los programas preventivos de aprovisionamiento ante el coronavirus. Tres de ellos, a los que Cáritas Española aporta un fondo total de 180.000 euros, han sido puestos en marcha en África por las Caritas del Sahel, que incluye Malí, Senegal y Burkina Faso y de la región de los Grandes Lagos (R.D. Congo).

Los otros dos son sendos proyectos de asistencia humanitaria ante el impacto de la pandemia en las comunidades de refugiados que llevan a cabo Cáritas Albania en su frontera oriental y Cáritas Grecia en las islas de Lesbos y Chíos, a los que Cáritas Española aporta un total de 65.000 euros.

Etiquetas: Cáritas, pobres, ayuda, necesitados, Cáritas Internationalis, Coronavirus

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios