La Cáritas diocesana alertó en su informe “La pobreza en Roma: un punto de vista”, que la tercera parte de los ancianos que viven en la capital italiana están en riesgo de caer en la pobreza y que con frecuencia pasan sus días solos.

“En Roma casi el 22% de la población está formada por ancianos, en algunos municipios superan el 43%. Un tercio de los mayores de 65 años está en riesgo de pobreza”, señaló el informe presentado ayer sábado en la Pontificia Universidad Lateranense durante la asamblea anual de voluntarios.

Según el documento, en los últimos diez años el porcentaje de adultos mayores creció en 7,3%. “Usualmente viven en casa en soledad, también a causa de las distancias y del tráfico caótico, que desaniman a los hijos a hacerles una visita con cierta frecuencia”, señaló.

“Roma tiene tantos ancianos, pero no es una ciudad que esté atenta a los ancianos”, lamentó Mons. Enrico Feroci, director de la Cáritas local.

El informe también advierte que están creciendo “los comportamientos de desesperación” y los comercios ligados a los juegos de azar y la compra de oro. Existe un “malestar de la ciudad siempre más palpable”, que se ha extendido de las periferias al centro.

“Junto a la pobreza más tradicional y visible”, indicó, está emergiendo “una clase de nuevos pobres que pagan alquiler, que trabajan o han trabajado, pero que no tienen para vivir”. Además “el 45% de los beneficiados de los centros de acogida de Cáritas son italianos”.

Más en Mundo

El informe ha sido presentado a una semana de la primera Jornada Mundial de los Pobres, convocada por el Papa Francisco para el 19 de noviembre.

“Creo que fue una gran intuición del Papa Francisco”, dijo Mons. Feroci, porque para enseñarnos qué significa ser pobre, ha querido dedicar una jornada a los pobres.

Según Radio Vaticana, para el director de Cáritas Roma el Papa habría convocado esta jornada “como para decir ‘si ustedes entran en una iglesia, se ponen de rodillas delante de la Eucaristía, del mismo modo se deben de arrodillar delante del pobre, porque para nosotros el pobre es la presencia de Dios. Esto es lo que nos dice Jesús en el Evangelio”.

También te puede interesar:

(El artículo continúa después)