25 de mayo de 2018 - 7:33 PM

Cardenal pide defender la vida de todos los argentinos: “Para Dios no hay excluidos”

Redacción ACI Prensa

Arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Mario Aurelio Poli / Foto: Conferencia Episcopal Argentina
Arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Mario Aurelio Poli / Foto: Conferencia Episcopal Argentina

Durante el Te Deum por el 208º aniversario patrio de Argentina, el Arzobispo de Buenos Aires, Cardenal Mario Aurelio Poli, recordó que el primer deber del Estado es cuidar la integridad de sus ciudadanos y por ello alentó a defender la vida de todos los argentinos ya que “para Dios no hay excluidos”.

Las palabras del Cardenal Poli se dan en medio del debate de la despenalización del aborto y fueron pronunciadas en la Catedral Metropolitana, hasta donde llegaron el presidente de Argentina, Mauricio Macri, junto a otras autoridades del Gobierno y representantes de diversos estamentos.

“En la Argentina bicentenaria no sobra nadie, todos son necesarios e importantes, por lo que ninguna persona debe ser excluida de la fiesta de la vida”, expresó el Cardenal Poli.

“El primer deber del Estado es cuidar la vida de sus habitantes, especialmente de los débiles, los pequeños, los pobres y marginados, los enfermos y los ancianos abandonados, porque son los más pobres de los pobres. Cuidar la vida de punta a punta de la existencia es querer ser nación”, aseguró.

El Cardenal Poli recordó que el Papa Francisco anima a defender al niño por nacer con una decisión “clara, firme y apasionada, porque allí está en juego la dignidad de la vida humana, siempre sagrada, y lo exige el amor a cada persona más allá de su desarrollo”.

“Igualmente sagrada es la vida de los pobres que ya han nacido, que se debaten en la miseria, el abandono, la postergación, la trata de personas, la eutanasia encubierta en los enfermos y ancianos privados de atención, las nuevas formas de esclavitud y en toda forma de descarte”, indicó el Cardenal Poli citando al Santo Padre.

El Arzobispo de Buenos Aires también pidió que en honor al legado de los padres de la patria se diga que “vale toda vida”. “Y ante el bello e inefable don de la concepción, si la propuesta es optar por una u otra, en esta bendita tierra austral, apostamos decididamente a que vivan las dos. Para Dios no hay excluidos”, afirmó.

El Cardenal Poli recordó que “el Dios que confesamos en la Constitución es el Creador y remunerador de toda obra buena que hacemos al semejante”. “Nos olvidamos que además existe y está siempre dispuesto a escucharnos cuando lo invocamos y a protegernos cuando lo necesitamos”, añadió.

Por ello cuestionó que a Dios se le deje al margen de las decisiones y se confíe “solo en nuestra capacidad, en las estrategias, en las ecuaciones”.

“Nuestra historia nos enseña que hay un Dios de la vida que nos acompaña en el camino y no abandona, y por eso siempre habrá futuro para la Argentina si confiamos en Él y también si levantamos la barrera de la desconfianza entre nosotros”, expresó.

Lea el mensaje completo AQUÍ

Etiquetas: Argentina, Iglesia en Argentina, Defensa de la vida, Mons. Mario Poli, Te Deum

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y dirección de email para recibir el boletín diario de noticias de ACI Prensa.

Comentarios