24 de junio de 2021 - 3:58 PM

Cardenal Parolin explica nota del Vaticano sobre proyecto de ley de “homofobia” en Italia

POR WALTER SÁNCHEZ SILVA | ACI Prensa

Cardenal Pietro Parolin. Crédito: ACI Prensa
Cardenal Pietro Parolin. Crédito: ACI Prensa

El Secretario de Estado del Vaticano, Cardenal Pietro Parolin, explicó que si bien la Santa Sede expresó su preocupación sobre algunos aspectos de un proyecto de ley contra la homofobia, “no ha sido de modo alguno solicitado bloquearla” como informaron diversos medios locales e internacionales en los días recientes.

El diario del Vaticano, L’Osservatore Romano (LOR), publica este 24 de junio una entrevista al Cardenal Parolin, en la que detalló por qué aprobó una “nota verbal” el 17 de junio, dirigida al embajador italiano ante la Santa Sede, Pietro Sebastiani, sobre el proyecto de ley conocido como “DDL Zan” contra la homofobia y la transfobia, que se debate actualmente en el Senado.

El proyecto se conoce como DDL Zan por su autor, el legislador abiertamente homosexual y activista LGBT, Alessandro Zan.

El Cardenal Parolin explicó que la nota verbal es “un documento interno, intercambiado entre administraciones de gobiernos por vía diplomática. Un texto escrito y pensado para comunicar algunas preocupaciones y no para ser publicado”.

“Quisiera precisar que no ha sido solicitado, de modo alguno, bloquear la ley. Estamos contra cualquier actitud o gesto de intolerancia o de odio hacia las personas por motivo de su orientación sexual, pertenencia étnica o credo”, resaltó el Purpurado italiano.

El Secretario de Estado indicó que “nuestra preocupación tiene que ver con los problemas interpretativos que podrían derivar en caso que fuese adoptado un texto con contenidos vagos e inciertos, que terminaría por trasladar a la etapa judicial la definición de qué es delito y qué no, sin darle a los jueces los parámetros necesarios para distinguirlo”.

En el proyecto de ley “el concepto de discriminación tiene un contenido demasiado vago. En ausencia de una especificación adecuada se corre el riesgo de reunir las más diversas conductas y hacer punibles cualquier distinción entre hombre y mujer, con consecuencias que podrían ser paradójicas y que en nuestra opinión deben evitarse ahora que estamos a tiempo”.

ACI Stampa, agencia en italiano del Grupo ACI, refiere que con la nota verbal el Vaticano hizo saber a Italia que el DDL Zan, como está redactado, viola el Concordato firmado entre ambos estados.

En su artículo 1, el proyecto de ley prevé el establecimiento de una “Jornada nacional contra la homofobia, la lesfobia, la bifobia y la transfobia”, lo que haría que las instituciones eclesiásticas se vean obligadas a organizar ceremonias e iniciativas para celebrarla.

Con esto, indica ACI Stampa, el proyecto de ley que distingue sexo de género, terminaría “imponiendo la ideología de género en las escuelas”-

El DDL Zan también señala como “fobia” cualquier manifestación contraria al “género”, lo que incluiría la defensa de la familia fundada sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer.

Además y de acuerdo al sitio web italiano documentazione.info, “el DDL extendería una normativa según la cual la punibilidad de los actos de discriminación depende totalmente del ‘motivo’ interior del presunto culpable o la ‘percepción’ de la víctima, y no del hecho mismo”.  

La nota verbal del Vaticano, entregada al embajador italiano por el Arzobispo Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados, señala que “algunos contenidos del proyecto de ley reducen la libertad garantizada a la Iglesia Católica en temas de organización, de público ejercicio de culto de ejercicio del magisterio y del ministerio episcopal”.

El Concordato entre el Vaticano e Italia, en su versión revisada de 1984, establece en su artículo 1 que “la República italiana reconoce a la Iglesia Católica la plena libertad de desarrollar su misión pastoral, educativa y caritativa, de evangelización y santificación”.

También reconoce “a la Iglesia Católica la libertad de organización, de público ejercicio de culto, de ejercicio del magisterio y del ministerio espiritual además de la jurisdicción en materia eclesiástica”.

En ese sentido, afirma ACI Stampa, “si un decreto ley impone una visión para todas las escuelas, también las paritarias (en las que participa el Estado y la Iglesia), viola el espíritu del Concordato. Y la Santa Sede debe hacer un gesto diplomático” como la nota verbal “para hacer notar la controversia”.

En la entrevista con LOR, el Cardenal Parolin dijo que la nota verbal ha sido una “intervención preventiva para hacer presente los problemas antes que sea demasiado tarde”.

“Una intervención posterior, una vez que la ley hubiese sido adoptada, sería tardía. A la Santa Sede se le habría podido imputar un silencio culpable, sobre todo cuando la materia tiene que ver con algunos aspectos que son objeto de un acuerdo”, continuó.

El Secretario de Estado del Vaticano precisó asimismo que la nota verbal “no ha sido una injerencia. El Estado italiano es laico y no un estado confesional”.

“Por ello se eligió el instrumento de la nota verbal, que es el medio adecuado del diálogo en las relaciones internacionales”, agregó.

“Lo hemos hecho en el marco de la leal colaboración y me atrevería a decir de amistad que ha caracterizado y caracteriza nuestras relaciones. Hago notar que, hasta ahora, el tema del Concordato no había sido considerado de modo explícito en el debate sobre la ley. La nota verbal ha querido poner la atención en este punto que no puede ser olvidado”.

Al ser preguntado sobre por qué en este tema intervino el Vaticano y no la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), el Cardenal Parolin precisó que esta última sí “ha hecho todo lo posible para hacer presentes las objeciones a la redacción de la ley. Ha habido dos declaraciones a este propósito en el diario de los católicos italianos, Avvenire”.

“La CEI, con la que hay plena continuidad de perspectivas y acciones, tampoco ha solicitado bloquear la ley pero sí ha sugerido modificaciones. Así también la nota verbal concluye con el pedido de una ‘modulación’ distinta del texto. Debatir es siempre lícito”, concluyó el Secretario de Estado del Vaticano.

Etiquetas: lobby gay, Vaticano, homosexuales, Italia, Concordato, Santa Sede, Cardenal Parolin, homofobia, lobby LGBT, transfobia, ddl Zan

Recibe nuestras noticias por email:

Escriba su nombre y correo electrónico para recibir el boletín diario de ACI Prensa y, ocasionalmente, noticias de último minuto.

Como parte de este servicio gratuito, podría recibir ocasionalmente ofertas de EWTN News y EWTN. Nunca alquilaremos o venderemos su información y usted se puede desuscribir en cualquier momento.

Comentarios